7 Jan 2021 - 12:31 p. m.

Así deberán ser las conferencias del futuro (incluso tras superar el coronavirus)

Lograr que este tipo de eventos migren a la virtualidad o se reduzcan, no solo mitigaría la transmisión de COVID19, sino que ayudaría a disminuir una de las causas del cambio climático: los viajes en avión.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Hace dos años, cuando la pandemia del coronavirus era algo inimaginable, el científico Roger Tyers inició una campaña para que las personas dejaran de tomar vuelos para viajar. ¿Su razón? Después de leer el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), en el que se decía que para evitar que el mundo se calentara más allá de 1.5° comparado con niveles preindustriales, se necesitaban cambios sociales. Para él, uno clave, era disminuir la huella de carbón que dejamos atrás cada vez que tomamos un vuelo para viajar o trabajar. (Lea: El calentamiento global, una amenaza mucho mayor que el covid-19)

Fue tan coherente en lo que predicó que, tiempo más tarde, cuando ganó una beca para hacer una investigación en China, duró semanas viajando en tren desde Southhampton, Reino Unido, hasta Shanghái, China.

Según la revista Nature la campaña que impulsó Tyers hoy es más visible que nunca. Sus deseos se convirtieron en realidad, aunque no por las razones ideales, pues todas las conferencias y reuniones, e incluso la vida laboral, se está haciendo con pocas emisiones: sin viajar. El problema, advierten varios científicos a la revista, es que los viajes se podrían disparar – y con esto las emisiones- una vez acabe la pandemia. Sobre todo, porque todavía hay muchas personas que sienten que el trabajo cara a cara no se puede reemplazar por la virtualidad.

Ante esto, el periodista Josie Glausiusz, de Nature, les pidió a los científicos climáticos que dieran algunos “tips” de cómo deben ser las conferencias del futuro. O, por lo menos, cómo aprovechar cada viaje para evitar incrementar nuestra huella de carbón más allá de lo estrictamente necesario.

Crear “paquetes” de conferencias

La científica del clima Katharine Hayhoe dice que para ella es esencial viajar para poder comunicar bien los riesgos y necesidad de actuar contra el cambio climático. Así suene paradójico. Así que su solución para evitar dejar una huella de carbón muy alta es asegurarse de dictar todas las conferencias posibles en la región que va cada vez que toma un vuelo. En 2019, por ejemplo, cuando tuvo que viajar a Alaska, ella dictó 29 conferencias en solo seis días. (Acá: COVID-19: los retos en protección del medio ambiente)

Otra solución que la científica arroja es comprar compensaciones de carbono cada vez que viaje. Ella lo suele hacer de proyectos ambientales en países como Kenia, Ghana y México.

Para Kim Cobb, del Instituto Tecnológico de Georgia, en Atlanta, verse cara a cara también es necesario. No solo para comunicar mejor, sino para hacer mejores redes y contactos. Por esto las conferencias del futuro, desde su punto de vista, deberían suceder al mismo tiempo, pero en distintas partes del mundo.

Solo para lograr una conferencia, en este caso la de la Sociedad Americana de Geofísicos en California, Estados Unidos, el científico de Oxford, Milan Klower, estimó que se emitió el equivalente a 80.000 toneladas de dióxido de carbono.

Más uso de plataformas sociales

Para cualquiera que en este momento este trabajando desde la virtualidad no es una sorpresa que las plataformas sociales, como Zoom, Teams y Slack, por mencionar algunas, se hayan convertido en parte clave de nuestras vidas. Usarlas para crear redes, contactos e incluso hacer conferencias virtuales es una de las recomendaciones que da Divya Persaud, de la Universidad College London.

Mientras, Ibukun Jacob Adewumi, director de la Iniciativa para la Sostenibilidad del Ambiente Marino en África, explica que su “mundo ideal” serían reuniones pequeñas, de dos o tres personas, que luego se conectarían a plataformas sociales para interactuar con más personas. Esto, según le explica a Nature, se convertiría en una gran estrategia para disminuir viajes y ampliar voces a la vez. (Le sugerimos: La pandemia es un síntoma, no la enfermedad)

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete