19 Dec 2019 - 2:03 p. m.

Australia registró el día más caliente de la historia –otra vez–

Las temperaturas alcanzaron los 41.9°C, rompiendo el récord impuesto el día inmediatamente anterior.

- Redacción Vivir

Australia batió el récord del día más caluroso jamás rgeistrado, una hazaña que vuelve a repetir solo un día después de haber roto el mismo récord, cuando se registraron temperaturas del 40.9° grados, según la Agencia de Meteorología australiana. 

El miércoles, el país alcanzó un nuevo récord de temperatura al sobrepasar los 40,9 grados del martes, que superaron el récord anterior de 40,3 grados en enero de 2013. Hoy, las temperaturas alcanzaron los 41.9°. En la localidad de Eucla, la temperatura llegó a los 49.8°.

Según AFP, centenares de incendios forestales se declararon en todo el territorio, incluido un "superincendio" en el norte de Sídney, la mayor ciudad del país, que provocó la muerte de seis personas y destruyó 700 casas, además de devorar al menos tres millones de hectáreas de tierra. La mitad de esos incendios continúa activo mientras miles de bomberos tratan de apagarlos. 

Esta ola de calor podría empeorar todavía más la grave situación provocada por los incendios forestales en todo el país, que comenzaron este año a presentarse de manera muy intensa, y los servicios meteorológicos todavía creen que puede ser peor. 

El Dr. Karl Braganza, gerente de monitoreo del clima en la oficina, le dijo a The Guardian: “La variabilidad natural y el calentamiento global están avanzando en la misma dirección. Por eso hemos batido récords". 

El Dr. Andrew Watkins, jefe de pronósticos de largo alcance en esa oficina, identificó tres factores clave que han llevado las temperaturas a niveles récord: dos de ellos naturales y uno de ellos no. El primero es que Australia está sintiendo los impactos de uno de los eventos dipolares del Océano Índico más fuertes de la historia. Cuando el IOD es positivo, las aguas frente al noroeste de Australia son más frías, arrastrando la humedad lejos del continente y dejando condiciones muy secas.

El segundo es el calentamiento de la atmósfera, muy por encima de la Antártida, lo que ha traído aire seco y cálido con los vientos que llegan del oeste. En el centro de Australia no hay más que calor, no hay humedad para evaporar, y por eso la mayoría de incendios forestales suceden allí.

El tercero es el cambio climático: la atmósfera cargada con gases de efecto invernadero impulsa el calor. "Es simple física", dice Watkins. El último informe del Estado del clima de Australia muestra que el país se ha calentado por poco más de 1°C desde 1910, lo que lleva a eventos más extremos.

Comparte: