25 Aug 2018 - 9:41 p. m.

Ballenato se mutiló la cola al intentar liberarse de una red de pescar en playas de Nuquí, Chocó

Autoridades ambientales alertan sobre el riesgo que genera la falta de control al realizar las actividades pesqueras en aguas del Pacífco colombiano.

* Redacción Nacional

 

Las redes de pescar abandonadas en el mar como resultado de las actividades de pesca no controladas se han convertido en una trampa mortal para la ballenas jorobadas que están de paso por el Pacífico colombiano.

El caso de un ballenato que se mutiló la cola en  playas de Nuquí, Chocó, cuando trataba de liberarse de una malla de pescar abandonada en el fondo del mar, despertó la preocupación de las autoridades ambientales quienes aseguran que la cría tiene pocas probabilidades de sobrevivir a dicha herida.

“Muy probablemente la ballena no vaya a poder sobrevivir porque la cola es una parte esencial en todo el tránsito natatorio de ella y es fundamental para ella en el caso de las inmersiones profundas", aseguró a Noticias Caracol el biólogo marino, Cristian Bermúdez.

Por su parte, María Clara Díaz Granados, directora del Programa Marino de Conservación Internacional de Colombia indicó al informativo que “es lamentable ver cómo los mamíferos más grandes s en el mundo están sufriendo por culpa de nuestras actividades en pesca que no han sido bien controladas ".

Este sería el primer caso que ocurre en Colombia, por eso desde el Programa Marino de Conservación se ha advertido a los pescadores de la zona sobre los peligros que pueden ocasionar estas redes. Durante cuatro meses, el Pacífico colombiano se convierte en el hogar de estos mamíferos que viajan kilómetros hasta llegar a estas cálidas aguas para aparearse y dar a luz a sus crías.

Comparte:
X