19 Aug 2015 - 3:21 a. m.

Bosques, el lado verde de los acuerdos de paz

El foro “Bosques y construcción de paz, una oportunidad para el posconflicto”, que se realizará mañana, busca debatir la gestión del medio ambiente en un escenario sin guerra.

Redacción Medio Ambiente

Hace tres años comenzaron los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc. El posconflicto ha sido una parte central en su agenda. El énfasis, hasta ahora, casi siempre ha recaído en las consecuencias políticas y económicas de la posible paz. Sin embargo, esa mesa tiene una tercera pata: los factores ambientales. ¿Qué papel van a cumplir los bosques una vez se llegue a un acuerdo de paz? Es la pregunta que muchos expertos en el sector han formulado.

Ese interrogante será el centro de atención del foro “Bosques y construcción de paz, una oportunidad para el posconflicto”, que se llevará a cabo mañana en Bogotá, en las instalaciones del centro de convenciones AR. En el encuentro liderado por el Gobierno Nacional, la Unión Europea y la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) participarán diferentes ministerios, organizaciones e instituciones nacionales e internacionales.

Todos esos actores le darán sentido al vínculo entre el medio ambiente y el posconflicto porque casi el 52% de la superficie del país está cubierta por bosques y las zonas prioritarias para la construcción de paz en Colombia son áreas de gran importancia ambiental. Por ejemplo, más del 90% de los municipios en donde han predominado actividades ilegales, como los cultivos ilícitos, tienen alguna figura de protección o de regulación del uso debido a su relación con los bosques.

El objetivo es poner el tema sobre la mesa, promover una discusión en torno al modelo de desarrollo rural que se implementará en el país y comprender la gran oportunidad que representan los bosques como escenarios para la paz.

Entre los temas que se tratarán en el foro están las oportunidades y retos que enfrenta el sector forestal. El 70% del territorio colombiano tiene vocación de uso forestal y cada año se extraen de los bosques del país alrededor de 1’200.000 metros cúbicos de madera que alcanzan un valor comercial cercano a los US$576 millones anuales. Sin embargo, de acuerdo con cifras del Banco Mundial, el 42% del total de esta madera es ilegal.

Se discutirá también cómo se ha incluido el tema forestal en el Plan Nacional de Desarrollo y las oportunidades que generan los bosques en la lucha contra la pobreza, la inclusión social y el desarrollo económico en regiones marginadas.

Otro punto importante en el debate será la reforma agraria integral, en la que serán cruciales la dotación de tierras a miles de familias rurales desposeídas y la lucha contra actividades ilegales (cultivos ilícitos, minería ilegal, tráfico de fauna y flora), que en la mayoría de los casos se han dado en zonas forestales.

En el foro participarán diferentes expertos internacionales que compartirán sus experiencias en el manejo de bosques y posconflicto, además de los voceros de las principales organizaciones e instituciones dedicadas a temas de conservación, sostenibilidad, cooperación y manejo de tierras en Colombia. Representantes de comunidades indígenas, afros y campesinas también serán piezas claves en la discusión.

Este diálogo es “una oportunidad de abordar una reflexión propositiva sobre la importancia del campo, sus bosques y su gente en la construcción de la paz. Creemos que es necesario pensar en cuál debe ser la contribución de cada uno de nosotros para lograr una Colombia más sustentable y equitativa. Más sintonizada con los retos globales (ambientales y sociales) que hoy en día enfrenta la humanidad”, concluyó Ivo Hoefkens, jefe de cooperación de la UE en Colombia.

Comparte:
X