1 Sep 2015 - 3:01 a. m.

Caño Cristales se cierra por falta de lluvia

Desde hoy y hasta próximo aviso, el río más colorido del país estará cerrado para visitantes como consecuencia del intenso verano que azota al departamento de Meta.

Redacción Medio Ambiente

La directora de la entidad ambiental Cormacarena, Beltsy Barrera, aseguró que desde hace varios días no llueve en la zona, y el río cuenta con sólo el 30% de su caudal normal, lo que hace necesario restringir el paso de visitantes para proteger el ecosistema.

“Ya hay sitios donde sólo tenemos pozos. Esta cuenca se abastece de las lluvias y como no las ha habido, el río no puede alimentarse”, enfatizó. La medida también se tomó luego de notar que las plantas acuáticas que producen la gama de colores características de Caño Cristales están perdiendo su tonalidad a causa de la intensidad del sol a la que están expuestas.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) ya ha venido advirtiendo que el fenómeno de El Niño seguirá e irá incrementándose hasta el primer trimestre de 2016, lo que se traduce en un déficit de lluvias entre 40 y 60%, especialmente en los departamentos de La Guajira, Magdalena, Atlántico, San Andrés y Providencia, y Bogotá.

Además del incremento en los incendios forestales, los ríos también están padeciendo las consecuencias de la sequía en el país. El río Magdalena, la principal arteria fluvial de Colombia, se encuentra en “alerta roja” en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Cesar y Santander, por lo que la navegación se ha visto restringida.

El gerente de Operaciones de la Naviera Fluvial Colombiana, Raúl Muñoz, señaló que en lo corrido del año han tenido que movilizar los convoyes de manera fraccionada, dado que el río “llegó a pocos centímetros cuando una navegación normal requiere entre 2,50 y 3 metros de profundidad. “Nunca habíamos tenido una situación similar en los últimos 50 años”, dijo Muñoz.

Los niveles reportados en la estación de Barrancabermeja, por ejemplo, dan cuenta de que el río tiene sólo 60 cm, cuando normalmente está en 2,60 metros. Su nivel más bajo en este punto ha sido de 1,85 m y 3,65, el más alto.

Otros afluentes, como el San Jorge, Pance, Cali, Suárez, Mulatos y Chigorodó, también han disminuido su caudal significativamente, por eso las autoridades ambientales han hecho un llamado a cuidar y utilizar adecuadamente los recursos hídricos.

 

Comparte:
X