27 Oct 2015 - 2:58 a. m.

Cerca de 300 osos fueron abatidos en tan solo dos días en Florida

El estado obtuvo ganancias por US$370 mil. Críticas de defensores de animales no se hicieron esperar.

El Nuevo Herald

Después de 21 años de estar prohibida la caza de osos negros en Florida (Estados Unidos), la Comisión para la Conservación de la Fauna y la Pesca (FWC) autorizó una nueva temporada. Sin embargo, la licencia solamente estuvo vigente poco más de 48 horas, tiempo suficiente para que 298 úrsidos fueran abatidos.

“Con todo lo que se habló, muchos cazadores sabían de antemano que querrían estar allí afuera el primer día y estudiaron el terreno para asegurarse de ejecutar disparos certeros”, explicó el director de Hábitat y Conservación de Especies de la FWC, Thomas Eason, a El Nuevo Herald.

La entidad había emitido más de tres mil permisos para esta época, sin embargo había restringido los ataques contra osos con pesos menores a 100 libras o hembras con cachorros. Las ganancias para el estado superaron los US$370 mil.

El cupo establecido era de 320 animales para esta temporada, sin embargo, el domingo por la noche, tan solo dos días después, tuvieron que prohibir la actividad en todo el estado para evitar que la cacería se excediera.

“Se tomó una estrategia conservadora en cuanto a los objetivos de esta práctica, creando tapones para que la cantidad de osos cazados sirviera para estabilizar su población y para mantener un número saludable de especímenes”, dijo FWC al rotativo estadounidense.

Aunque la entidad calificó el programa de control como “exitoso”, los opositores y ambientalistas consideraron que la medida era innecesaria. Algunos advirtieron que la FWC tenía que haber esperado, por lo menos un año más, para contar con un inventario real de los número de osos que había en la zona.

Sin embargo, Diane Eggeman, directora de Deportes de Caza de al FWC, aseguró que no había por qué preocuparse pues en los bosques hay más osos de lo que los biólogos consideraron. Entre tanto, la organización en contra de la caza de osos Speak Up Wekiva cree que el número de osos abatidos será más alto de lo reportado porque, según ellos, la FWC no puede controlar todos los factores en juego.

“No hay manera sistemática de contabilizar a los osos que son heridos de bala pero no rematados, no hay manera de avisarles a los cazadores que se encuentran en el bosque que el periodo de caza concluyó”, citó el diario estadounidense.

Lea la aquí la historia completa

 

Temas relacionados

Florida
Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete