22 Nov 2011 - 11:13 p. m.

China pide más responsabilidad ambiental a países ricos

A una semana del inicio de la cumbre del Cambio Climático en Durban, Sudáfrica.

EFEverde

China, mayor emisor mundial de CO2, insistió este martes en que los países ricos deben ser quienes asuman mayor responsabilidad en la lucha contra el cambio climático, al hacer pública su postura ante la conferencia sobre Cambio Climático que comienza la semana próxima en Durban (Sudáfrica).

"El problema del cambio climático está principalmente causado porque los países desarrollados no prestaron la atención necesaria a éste cuando se industrializaron y urbanizaron", aseguró en rueda de prensa el negociador Xie Zhenhua, quien encabezará la delegación china en Durban.

Xie, también vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (equivalente a un ministerio de economía) aseguró que históricamente los países ricos han comenzado a bajar sus emisiones cuando han llegado a una renta per cápita de unos 20.000 o 30.000 dólares, algo que en China (4.000 dólares en 2010) aún está lejos.

Sin embargo, el negociador aseguró que China también contribuye y contribuirá a atajar el problema, dado que el país se considera uno de los más afectados por el cambio climático, especialmente en lo que respecta a desastres naturales.

"No repetiremos los errores cometidos"

"China se aprovechará de la ventaja de llegar tarde al desarrollo económico, y con ello quiero decir que no repetiremos los errores que cometieron los países desarrollados. Aunque nuestras emisiones siguen aumentando, no esperaremos a que la renta per cápita china sea de 40.000 dólares para empezar a reducirlas", aseguró.

Xie también presentó el "libro blanco" que resume las acciones tomadas para luchar contra el cambio climático en el XI Plan Quinquenal (2006-2010), los objetivos en este sentido para el XII Plan (2011-2015), y la mencionada posición oficial de Pekín en Durban, calcada de las últimas conferencias de Cancún y Copenhague.

China seguirá defendiendo en Sudáfrica que el Protocolo de Kioto, el Convenio Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC) y la Hoja de Ruta de Bali siguen siendo los mecanismos obligatorios para solucionar el problema.

Por tanto, otros marcos de negociación pueden ser "complementarios, pero nunca sustitutos", asegura China (en alusión a los esfuerzos de países como EEUU de buscar otros marcos de diálogo).

Responsabilidades según sus condiciones

Pekín también seguirá abanderando el principio de "responsabilidades comunes pero diferenciadas", según el cual a los países desarrollados se les debe imponer una cifra obligada de reducción de emisiones (de entre el 25 y el 40 por ciento para 2020, con respecto a las cifras de 1990) mientras que las naciones en desarrollo han de luchar "de acuerdo con sus condiciones", sin obligaciones externas.

En ese sentido, China se ha "autoimpuesto" desde 2009 la obligación de mejorar entre un 40 y un 45 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en 2020 con respecto a sus cifras de 2005, lo que podría no significar una reducción de sus emisiones en términos absolutos pero sí relativos.

En el XII Plan Quinquenal, aprobado en marzo de este año, el Gobierno chino también se fijó el objetivo de mejorar un 16 por ciento la eficiencia energética, incrementar el porcentaje de uso de energías renovables hasta que equivalga al 11 por ciento, e incrementar la cobertura forestal nacional en 12,5 millones de hectáreas.

Comparte:
X