Publicidad
23 Jun 2022 - 11:15 p. m.

Colombia garantizó recursos para sus áreas protegidas durante los próximos 10 años

El Gobierno dio a conocer un acuerdo de financiación de 245 millones de dólares para la primera etapa del programa de Herencia Colombia. Con la firma buscan cubrir 32 millones de hectáreas de áreas protegidas para conservar bosques y mares del país. Jeff Bezos, el magnate estadounidense y fundador de Amazon, es uno de los grandes financiadores.
Santuario de Flora y Fauna Malpelo está dentro de la Lista Verde de Áreas Protegidas y Conservadas.
Santuario de Flora y Fauna Malpelo está dentro de la Lista Verde de Áreas Protegidas y Conservadas.
Foto: Parques Nacionales Naturales de C

El Programa de Financiamiento para la Permanencia (PFP) Herencia Colombia (HECO) es un programa que busca asegurar fondos y aumentar la capacidad de las áreas protegidas en Colombia. Surgió en la COP 21 de cambio climático en 2015 como un acuerdo entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), Parques Nacionales Naturales, la Fundación Gordon y Betty Moore, el Fondo Patrimonio Natural (por los cooperantes Amazon Fund y TNC), WWF, WCS y Conservación Internacional.

Los PFP son modelos financieros que acuerdan socios públicos y privados para garantizar recursos y compromisos políticos a largo plazo para la conservación de las áreas protegidas. El día de hoy el presidente de la República, Iván Duque Márquez, hizo el anunció de la firma del acuerdo que otorga a Colombia 245 millones de dólares para la primera etapa del programa de Herencia Colombia. “Estos son pasos inmensos hacia la protección de nuestro hogar común. Generamos solo el 0.6 % de emisiones a la atmósfera, pero con nuestras metas nos hemos convertido en un ejemplo mundial”, dijo Duque en la Casa de Nariño.

(Lea El colombiano que liderará la protección de la naturaleza en el grupo de Jeff Bezos)

Al evento lo acompañaron el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, el director de Parques Nacionales Naturales, Orlando Molano, los socios fundadores de Herencia Colombia, cooperantes internacionales y donantes. En la firma, Cristián Samper, director del Fondo Bezos por la Tierra, anunció que la organización del magnate estadounidense aportaría 10 millones de dólares adicionales al programa. “No basta con identificar y declarar áreas, hay que saberlas manejar bien y necesitamos los recursos financieros que se requieren y el trabajo con las comunidades locales para garantizar su gestión y permanencia”, anunció Samper. Con ese aporte, sumarían 20 millones de dólares como contribución a HECO.

Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo y el 16% del territorio son áreas protegidas. Con este acuerdo, aseguraron fondos para mejorar la efectividad en la gestión de áreas protegidas, fortalecer la gobernanza y contribuir a mejorar la calidad de vida de las poblaciones que viven en estos lugares. En la próxima década esperan priorizar cinco mosaicos: Caribe, Transición Orinoquía, Andes, Pacífico Marino Costero y Amazonía.

(Le puede interesar Funcionarios de Parques de la Amazonia no han podido regresar desde 2020 por amenazas)

Además, este programa también priorizó la declaratoria de dos áreas protegidas marinas Cordillera Beata, en el Caribe, y Colinas y Lomas Submarinas, en la Cuenca Pacífico Norte; y la ampliación de tres: Santuario de Flora y Fauna de Malpelo, Distrito Nacional de Manejo Integrado Yuruparí-Malpelo y el Santuario Fauna Acandí, Playón, Playona. Todas representan más de 15 millones de hectáreas adicionales al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap).

Por su parte, María Mercedes Abondano, directora del Programa Herencia Colombia, expresó que al proteger las áreas por medio de este modelo de financiamiento, se tendrán varios beneficios, como la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), la disminución del riesgo de pérdida de recursos naturales y la generación de oportunidades para el bienestar y desarrollo de las personas.

Otros de los donantes del programa son la Unión Europea, FAO, GCF, KFW, GEF Corazón Amazonía, y tiene el respaldo de aliados muy importantes del Sistema Nacional Ambiental (SINA), como los institutos Humboldt, Invemar, AvH, SINCHI, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y de Desarrollo Sostenible, entre otras entidades, indispensables para la implementación del programa.

Una gran noticia en un panorama desalentador

Aunque la firma de este programa asegura recursos importantes para la conservación de áreas protegidas, en Colombia la situación es complicada. En agosto del año pasado, la sociedad civil Parques Cómo Vamos publicó el primer informe para conocer el estado de estas áreas protegidas en el país. Para ese momento, 35 ecosistemas tenían un grado de amenaza y solo 47 contaban con un plan de manejo. Además, casi 80 mil personas se habían desplazado por temas de violencia en los contextos municipales del 93% de los Parques Nacionales Naturales de Colombia.

(Lea La Amazonia colombiana fue la cuarta con más deforestación durante 2021)

Un ejemplo de la situación de estos lugares, es el Parque Nacional Natural Tingua. A principio de este año, varias autoridades ambientales prendieron las alarmas por el nivel de deforestación que presentó el parque que se creó a finales de 1980. Global Forest Watch registró más de 700 alertas de incendios, un valor más elevado de lo usual. Según cifras que presentó El Espectador, entre 2002 y 2020 este parque perdió 48 mil hectáreas de bosque primario húmedo y desde el 2018 se trata de una de las zonas más deforestadas del país.

“En mi caso fui a Guaviare, al municipio de Retorno, y en los límites del Retorno y Calamar, una zona que en este momento tiene muchos puntos de calor. Fui en 2020 y volví en 2021. Cuando regresé, dos de esos bosques en donde trabajé ya no existían”, explicó Laura Obando a este medio en febrero. Obando es una científica que se dedica a estudiar murciélagos y estaba realizando su tesis para graduarse de maestría en Ciencias de la Universidad Nacional. En su momento, esta situación condujo a que un grupo de 180 académicos colombianos redactaran una carta al presidente Iván Duque y al ministro de Ambiente, Carlos Correa, solicitando detener la deforestación de la Amazonía.

(Le puede interesar Duque promete declarar el 30% del territorio como área protegida para 2022)

En cualquier caso, Duque se había comprometido a subir la cifra de áreas protegidas al 30% antes de acabarse el 2022. Ese reto lo anunció el tercer día de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia. Aunque el resto de países asumió cumplir la meta 30x30, es decir, el 30% de áreas para 2030, Duque se aventuró a hacerlo en ocho años menos. Hoy, Colombia solo tiene el 16% del territorio declarado como áreas protegidas.

Síguenos en Google Noticias