3 Oct 2018 - 4:18 p. m.

Comunidad de California, Santander, protesta contra Minesa y exige consulta popular

Más de 150 personas del municipio de California, en la provincia de Soto Norte cerca al páramo de Santurbán, se reunieron de forma pacífica para rechazar la megamineria, exigir que Minesa se vaya del municipio y pedirle al Estado que garantice una consulta popular.

-Redacción Medio Ambiente

Las protestas contra la Sociedad Minera de Santander (MINESA) continúan. Desde la madrugada del pasado martes 2 de octubre, más de 150 personas del municipio de California, en la provincia de Soto Norte, cerca al páramo de Santurbán, se reunieron de forma pacífica para rechazar la megaminería en su territorio. 

"Nosotros no le estamos pidiendo trabajo a la empresa, como dicen algunos medios de comunicación locales. Al contrario, la protesta exige dos cosas concretas. La primera, que Minesa se vaya del municipio. La segunda, que el Estado nos garantice una consulta popular para que la gente pueda decidir su propio destino", afirmó Wendy Salamanca, líder ambiental de la región.  

De acuerdo con los manifestantes, el propósito de la consulta popular es alcanzar un punto medio en el que se prohíban las grandes explotaciones, pero al tiempo se garantice el trabajo de los mineros artesanales.

"California es un pueblo minero. Llevamos más de 400 años aprovechando de forma responsable las riquezas de nuestras montañas para sobrevivir. Es nuestro oficio, hace parte de nuestra tradición y de nuestra cultura ancestral. Entonces no es justo que llegue una empresa extranjera a quitarnos el trabajo, a contaminar el agua y a llevarse todos los recursos", dijeron los manifestantes.

A esta problemática se le suma la persecución oficial que han sufrido varios mineros artesanales de California. Freddy Suarez, líder del movimiento, le dijo a Blu radio que en los últimos días el Ejército y la Policía le había decomisado las herramientas de trabajo con las que extraen oro. Estamos cansados de esa persecución, nosotros necesitamos trabajar, pero las autoridades nos decomisan las picas, los tubos y los costales”. 

Ante estas denuncias, las autoridades afirmaron que “las personas estaban usando las herramientas para la minería ilegal y por esa razón las decomisaban”. 

Minesa tiene una versión diferente. Según le dijo a este diario, el proyecto no se encuentra en operación actualmente. "Está en etapa de complementación del Estudio de Impacto Ambiental a partir de los ejercicios de construcción participativa con las comunidades. La compañía en este momento no está interviniendo recursos naturales porque no se encuentra ni en etapa de exploración, ni de operación". 

De acuerdo con la empresa, las fuentes de agua de San Antonio y Angosturas no han sido afectadas. "Por el contrario, durante este año se ejecutó un programa para la recuperación de la quebrada La Baja ubicada en la zona del proyecto, junto a otras acciones de recuperación de áreas de antigua minería, tendientes a mejorar el ecosistema". 

Este diario también intentó contactarse con Ivonne González, ex directora de la Asociación de Municipios de Santurbán y hoy líder de Dignidad minera, para conocer su versión de los hechos, pero, hasta el momento, ha sido imposible. 

Comparte:
X