27 Mar 2018 - 5:05 p. m.

Comunidad de La Fortuna denuncia nuevos afloramientos de petróleo

De acuerdo con reportes hechos por periodistas de la zona, contrario a lo afirmado por Ecopetrol, en la noche del pasado 26 de marzo se presentaron dos nuevos puntos de derrames en la región.

-Redacción Medio Ambiente

En la noche del pasado 26 de marzo, Felipe Bayón, el presidente de Ecopetrol, dijo que el derrame de crudo en el corregimiento La Fortuna, en Santander, había sido detenido. De acuerdo con los expresado por Bayón, el afloramiento de petróleo, lodos y gas que contaminó 30 kilómetros del Caño Muerto y la quebrada la Lizama ya no estaba fluyendo hacia las fuentes hídricas. No obstante,la gente de la región señalan otra cosa.

De acuerdo con reportes de algunos habitantes, en la noche del pasado lunes se escucharon explosiones y se abrieron dos nuevos puntos de afloramiento cerca al punto inicial del derrame que se abrió el pasado 2 de marzo, cerca al pozo Lizama 158 del bloque petrolero Lizama de Ecopetrol.

Según le dijo el líder ambiental Óscar Sampayo a El Espectador, “la situación es de total incertidumbre. Al sitio no dejan entrar a nadie, pero apareció nuevamente el lodo con hidrocarburos. A nosotros lo que nos dice la gente es que apareció 10 metros antes del afloramiento original”.

En cambio, Ecopetrol negó que existieran dos nuevos derrames, y aclaró que se tratan de derrames ocurridos en la misma área del afloramiento original. En un comunicado, la empresa señaló que "los fluidos están confinados en el lugar del evento, sin riesgo de desbordamiento hacia las fuentes hídricas. El día de hoy se observa un orificio adicional, ubicado cerca de 60 centímetros de distancia, que hace parte del mismo sistema de afloramiento, el cual está controlado”.

No obstante, según información que le dio el presidente de la Junta de Acción Comunal de la Lizama, Rafael Antonio Quintero, a la emisora Caracol Radio, en el sector de Pozo Quemado se presentaron dos afloramientos que obligaron a evacuar a los trabajadores de los dos primeros puntos de control del desastre.

Según Óscar Sampayo, quien desde hace ocho acompaña el trabajo del Comité de concertación de la Vizcaína, la emergencia en el puesto de mando, 1 ubicado en estación Central, en los límites de Barrancabermeja y San Vicente de Chucurí.

A eso de la medianoche, dijo Sampayo, “se empiezan a disparar alarmar en las válvulas en la Estación Central de Ecopetrol y hay una evacuación a la 1 o 2 de la mañana en ese lugar, por presunta presencia de gases. Ellos acordonan el sitio y sacan a todos los trabajadores”.

Ecopetrol insiste en que desde el 15 de marzo la Compañía logró contener el flujo de lodo, crudo y agua hacia las quebradas La Lizama y Caño Muerto, y que así continúa hasta la fecha. 

La preocupación de los trabajadores y habitantes de la zona es que con la emanación de crudos el subsuelo esté socavado y pueda derrumbarse. "Los trabajadores nos hablan con preocupación. Ellos están conscientes de que están trabajando en tierra que está hueca, ahí se ven cráteres de dos o tres metros de profundidad. Solo hay una ambulancia y dos puestos de bomberos, y allá en el puesto de la emanación están trabajando 80 o 90 personas. ¿Seá suficiente una ambulancia para atender en casod e un desastre?" le dijo Sampayo a El Espectador.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente aseguró que sigue trabajando junto a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla)”en la consolidación y verificación de la información para entregar dato certeros.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete