27 Jul 2018 - 12:33 a. m.

Con escopetas se da la disputa por el agua entre arroceros del Cesar

La Corporación Autónoma Regional del Cesar solicitó a la fuerza pública que acompañe a sus funcionarios en operativos técnicos pues han sido amenazados con armas.

Redacción Vivir

La creciente demanda de agua por parte de los cultivadores de arroz, en medio de recursos hídricos cada vez más limitados, está provocando tensiones sociales entre los agricultores del departamento del Cesar. 

Ante esta situación, durante un Consejo Extraordinario de Seguridad celebrado en la región, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, CORPOCESAR llamó la atención al gremio arrocero por el inadecuado uso del recurso hídrico para la producción de arroz.

“Nosotros desde CORPOCESAR manifestamos a todos los gremios que desde la autoridad ambiental le acompañamos en el marco de nuestras competencias, pero a su vez, le hago un llamado al sector empresarial y a cada uno de los cultivadores para que hagan buen uso de los recursos naturales, en este caso del recurso hídrico del Río Badillo. Este es el gran afluente que contribuye a la siembra en buena parte de arroz en el municipio de Valledupar, tenemos una problemática constante por el mal uso del recurso hídrico, debido a que los usuarios con concesiones desvían el caudal y lo direccionan a sus cultivos”, manifestó el director de CORPOCESAR, Julio Suárez Luna.

Suárez reconoció que las disputas por el agua amenazan con "un conflicto entre los usuarios del agua, debido a que los beneficiarios de abajo quedan sin el volumen suficiente del preciado líquido para el riego de sus cultivos, además de ello afectan el caudal ecológico de esta importante corriente".

De hecho el funcionario decidió solicitar el acompañamiento de la fuerza pública durante las diligencias programadas por parte de los operarios y personal técnico de la Corporación. Suárez insistió en que los funcionarios de la institución ya han sido fuertemente intimidados durante labores de inspección. Recordó que en varias ocasiones los arroceros y sus trabajadores han intimidado con escopeta a los funcionarios que intentaban quitar los trinchos que construyen para desviar el cauce de los ríos.

 

Comparte:
X