29 Apr 2019 - 2:30 p. m.

Convocan siembras en diferentes ciudades del país en honor al Día del Árbol

El 29 de abril es el día acordado en nuestro país para homenajear este recurso natural. En Colombia, donde se estima más de 15 especies viven bajo amenaza, instituciones, entidades, corporaciones autónomas y empresas apuestan por la reforestación.

-Redacción BIBO

Esos motivos fueron más que suficientes para que años después la iniciativa fuera replicada en otros países, aterrizando primero en Estados Unidos, que acogió con bombos esta herencia cultural. Colombia, por su parte, se unió a la conmemoración hacia el año de 1941, bajo la presidencia liberal de Eduardo Santos, reconociendo el 29 de ese mes como el día celebrado. Su difusión terminó de extenderse cuando el Congreso Forestal Mundial celebrado en Roma en 1969 le pidió a las Naciones Unidas ratificar esta fecha, también llamada Día Forestal Mundial.  (Lea la segunda introducción a la campaña BIBO 2019) 

Hoy, este día sigue siendo objeto de honor. Se hacen visibles buenos datos como que tan solo en Colombia se encuentran 5.700 especies de árboles o que el 50% del territorio nacional está cubierto por bosques. No obstante, esta fecha es también una excusa para poner las malas noticias sobre la mesa. Como aquella de que la pérdida diaria de bosque en nuestro país es equivalente a 850 canchas de fútbol, lo que, en efecto, es un golpe bajo para 1.302 especies de fauna y flora que están en peligro de desaparecer.

Esa realidad ha inspirado a varias entidades del país a hacer algo por los árboles en su día. La acción que más resuena es la siembra, plantaciones en ciudades como Bogotá, Cali, Popayán y Montería son algunas de las actividades planeadas para la conmemoración. Entre otros planes, el Jardín Botánico de la capital ha anunciado tres bicirecorridos saliendo desde diferentes sitios de la ciudad. 

— Jardín Botánico BOG (@JBotanicoBogota) April 25, 2019 La idea es convocar a la ciudadanía para que dirija su atención a los árboles que lo acompañan en el diario. Esta pequeña conciencia podría, al menos, garantizar que las personas piensen en los ecosistemas que viven dentro de ellos, en las especies de invertebrados que caminan por sus ramas, los vertebrados que lo visitan durante el día o duermen en ellos al caer la noche. Saber que en ellos crecen individuos como hongos, plantas parásitas o líquenes, alimentándose allí, buscando también la luz del sol que los baña hasta las raíces. Quizás así, la amenaza de que alguna vez desaparezcan no sea inminente. 

**
Si quiere conocer más sobre lo que pasa con el medio ambiente, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte:
X