24 Nov 2015 - 3:49 a. m.

Desastres relacionados con el clima van en aumento

Mientras el príncipe Carlos de Inglaterra vincula la sequía en Siria con el conflicto armado de este país, expertos dicen que el número de eventos climáticos aumentó 14% con respecto al decenio anterior.

Redacción Medio Ambiente

La frecuencia de los desastres relacionados con el clima está aumentando. De acuerdo con la Oficina de la ONU para la Reducción de Riesgos de Desastres (Unisdr) y el Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres, el número de eventos climáticos aumentó 14 % con respecto al decenio anterior y se duplicaron frente al período de 1985 a 1995.

En promedio, cada año se presentaron 335 desastres naturales. El 90 % de ellos estuvieron relacionados con el clima (sequías, huracanes, inundaciones), mientras que el 10 % restante fueron de origen geofísico (terremotos, erupciones volcánicas y deslizamientos de tierra). Del primer grupo, los más mortíferos y de efectos más graves fueron las inundaciones y las sequías, causantes del 80 % de las víctimas y que son predominantes tanto en regiones de países ricos como pobres.

El precio de estos eventos climáticos extremos ha sido alto: 30.000 vidas perdidas cada año. Desde la celebración de la primera Conferencia sobre Cambio Climático, en 1995, hasta ahora, han muerto unas 606.000 personas y 4.100 millones han resultado heridas o damnificadas por desastres relacionados con el clima.

Con respecto a las pérdidas económicas de esos fenómenos en 20 años, el informe estima que los daños ascendieron hasta 300.000 millones de dólares anuales.

Aunque en las dos décadas pasadas los países que registraron más siniestros fueron Estados Unidos (472), China (441), India (288), Filipinas (274) e Indonesia (163), la responsable de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Desastres, Margareta Wahlstrom, aclaró que en realidad fueron “los países más pobres los más afectados por el impacto económico de los desastres, tanto en relación con el tamaño de sus economías como de sus poblaciones”.

Por regiones, Asia ha sido la región más afectada por catástrofes, con 332.000 muertos, aunque más de una tercera parte de ellos fueron víctima de un solo fenómeno: el ciclón Narguís, que golpeó Birmania en 2008.

Wahlstrom explicó que en la cumbre de París está en juego, entre otras cosas, la productividad de la agricultura global, ya que a medida que los desastres climáticos aumentan, se pierden más y más temporadas de cosecha.

Al tiempo que el organismo de la ONU revelaba el informe, se conocían apartes de una entrevista que concedió el príncipe Carlos de Inglaterra en la que vinculó la sequía en Siria con el conflicto civil en ese país y ha considerado que puede haber una relación entre el cambio climático y el terrorismo.

“Ciertamente, hay buena evidencia de que una de las principales razones de este horror en Siria fue una sequía que duró unos cinco a seis años, lo que ha supuesto que un alto número de personas al final tuvieran que dejar su tierra”, afirma el príncipe.

Frente a este detallado diagnóstico, Wahlstrom dijo que las negociaciones en la cumbre de París deben aportar como resultado “soluciones prácticas y eficaces” a los problemas que está generando el cambio climático.

Agregó que un acuerdo será esencial para obtener fondos que permitan implementar planes de adaptación y mitigación de desastres.

Comparte:
X