20 Sep 2015 - 6:47 p. m.

El camino hacia un carro autosostenible

Desde hace cuatro años Wilmar Bermúdez, Carlos Castro y Carlos Saavedra han venido desarrollando un modelo de motor eléctrico capaz de autorrecargarse. Una invención colombiana que permitirá tener un carro que prescinda de los combustibles fósiles.

Redacción Medio Ambiente

El uso consciente de los recursos y el cuidado por el medio ambiente son dos factores que se han apoderado del mundo y en el caso de la movilidad urbana no es la excepción. Cada día se hace más necesario pensar en tecnologías amigables que remplacen el uso de combustibles fósiles, pero que también sean capaces de mantener el mismo rendimiento y la autosotenibilidad.

Por lo que, los carros eléctricos han sido una de las opciones de grandes ciudades que como Bogotá y Medellín, se implementan en la ejecución de proyectos de reducción de costos de movilidad y disminución de contaminación, lo que ha permitido que su uso sea más común y su oferta en el mercado automovilístico aumente.

En este camino, y con el fin de ofrecer una propuesta que incluya a las personas que tienen vehículos que utilizan gasolina, tres ingenieros decidieron darse a la tarea de crear un motor eléctrico capaz de ofrecer el torque (fuerza a bajas resoluciones) suficiente para mover un carro en cualquier carretera, pero lo más importante, que no dependa de recargas para movilizarse sino que sea autorecargable.

La idea es poderle proporcionar a los usuarios un automóvil que no necesite de combustible, pero que tampoco dependa de un tiempo limitado de autosuficiencia”, afirma el ingeniero Wilmar Bermúdez, uno de los responsables del proyecto.

El proyecto fue invención de Carlos Saavedra, quien tras retirarse de la Policía decidió dedicarse a generar propuestas de impacto ambiental, por lo que junto a los ingenieros Carlos Castro y Wilmar Bermúdez, comenzó a estructurar la idea de un motor autosostenible desde hace cuatro años.

Durante este proceso, los tres hombres han establecido la parte teórica del proyecto que ha tenido como base el estudio y cálculo de los toques, la energía y la temperatura, con los cuales han tenido la posibilidad de crear prototipos que esperan crear, probar y poner en práctica en el transcurso del próximo año.

Es un tema bien ambicioso es un tema de tiempo, nosotros llevamos de los cuatro años, más o menos dos años y medio dándole fuertemente a la parte teórica, en cierta medida tratando de innovar en el tema de la fabricación de las baterías con un diseño nuestro, en la parte de la estructura mecánica. La parte de la construcción de un prototipo y pruebas estamos hablando de un año más, hasta sacar un prototipo completamente útil y ya con todas las características, ventajas y beneficios que queremos ofrecerle a la ciudad”, asegura Bermúdez.

Con la construcción del motor autosostenible no solo se espera prescindir de los combustibles fósiles, sino que además se espera contar con un vehículo que no necesite de una estación de recarga de energía para poder movilizarse. Prácticamente que su carga dependa de su capacidad de autorecargarse.

Esto se lograría a través de un pack de baterías que va alternándose para proporcionar la energía necesaria al motor, a través de un interruptor que permite a las baterías que no están en uso recargarse automáticamente y así, lograr que el vehículo no necesite de una toma o un centro de servicios para ser recargado o de combustibles fósiles para su movilización.

Las ventajas de este tipo de proyectos son infinitas. Además de descender la emisión de gases, al no utilizar gasolina, disminuyen los gastos de movilidad y el tema de la contaminación auditiva debido a que el motor deja de sonar.

“A parte del beneficio financiero, hay un punto más trascendental y es pensar realmente en el futuro y el legado que le estamos a nuestro hijos y a las personas que vienen. Bogotá tiene un problema serio en la emisión de gases y en la parte de calentamiento global que hoy por hoy nos molesta a todos. El mensaje como tal es hagan este tipo de inversiones pensando en el bien que le estamos haciendo a nuestra ciudad, a nuestro país y pues al mundo entero”, comenta Carlos Saavedra.

Comparte:
X