21 Feb 2017 - 11:42 p. m.

“El compromiso ambiental ha sido de ‘hierro’": Julia Miranda

La funcionaria habló con El Espectador sobre la labor que ha realizado para promover la conservación de los parques naturales de Colombia, por la que ganó un premio internacional.

Karen Juliete Rojas Gaitán

Julia Miranda Londoño fue galardonada, el pasado 19 de enero, con el premio Good Steward que es otorgado por la International Conservation Caucus Foundation (ICCF), organización estadounidense dedicada desde hace una década a la conservación de la naturaleza, los recursos naturales y el desarrollo sostenible. Con este reconocimiento se resaltó que en Colombia se declararon 10 parques naturales nuevos entre los que se encuentran: Serranía de los Yariguíes, Selva de Florencia, Complejo Volcánico Doña Juana, Serranía de los Churumbelos, Santuario de Flora y Plantas Medicinales Orito Ingi Ande, Yaigoje Apaporis, Bahía Málaga, Corales de Profundidad, Acandí Playón y Playona, Bahía Portete, además de la ampliación de áreas ya declaradas como el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete y el Santuario de Fauna Malpelo.

Este galardón es entregado a las personas que a través de sus cargos públicos o de sus acciones dentro de ONG’s hayan tenido un trabajo sobresaliente en el tema de conservación en sus países de origen. En la versión del premio 2017 la organización postuló a Julia Miranda Londoño, y a Mateus Mutemba y Greg Carr por el proyecto de Restauración de Gorongosa que se viene desarrollando en Mozambique, África, desde 2008. El objetivo principal de la ICCF es comprometer a los líderes del mundo a tomar decisiones enfocadas en la conservación de los recursos naturales.

La ganadora dialogó con El Espectador sobre el compromiso de Parques Naturales Nacionales en el tema de conservación, ecoturismo y buen trato con las comunidades que habitan en las zonas de reserva natural.

¿Qué le falta a Colombia para convertirse en un líder de la conservación de recursos?
 
Colombia es líder porque tiene riqueza natural y biodiversidad. El país ha tenido un compromiso de ‘hierro’, el cual se ve reflejado en las leyes. Uno de los más fuertes ha sido la declaración de las áreas protegidas, por eso hoy tenemos más de 23.000 áreas en todo el sistema nacional.
 
Parques Naturales Nacionales ha crecido en técnica, además hemos apoyado a otras entidades ambientales del territorio nacional para que declaren sus áreas protegidas.
 
Falta mejorar el desarrollo de estrategias de ecoturismo y los sitios a donde llegan los turistas, además tenemos que lograr que los colombianos visiten estos lugares, pero que a su vez los cuiden.
 
En el país aún hay mucha población indígena que vive en los parques y zonas protegidas, ¿cómo es el trato con las comunidades que habitan en los parques?
 
El trabajo con las comunidades se ha fortalecido. En Colombia se reconoce como dueños de su territorio a los pueblos indígenas, por lo que cabe destacar que las tierras de los indígenas están traslapadas con los de los parques nacionales en un 80%.
 
En el caso de los indígenas, ellos son autoridades dentro del territorio, entonces lo que hacemos es hacer convenios directamente con la comunidad para conservar los parques y en algunos casos poder hacer un ecoturismo sostenible en parte de su territorio.
 
En el caso de las comunidades afros y de campesinas que viven cerca de las zonas de reserva, ¿cómo hace Parques Nacionales para trabajar con ellos en tema de conservación?
 
En el caso de las comunidades afro no hay traslape de territorio, pero ellos si pueden usar los recursos que están en los parques, porque se ubican aledañamente. Lo que hemos hecho es hablar y realizar acuerdos con ellos para que puedan seguir haciendo sus actividades, pero estas deben realizarse sosteniblemente para que no se agote la flora y la fauna de las zonas de reserva.
 
¿Qué tipo de seguimiento hacen a las comunidades afro para que no se agoten esos recursos?
 
En los parques tenemos un equipo de profesionales trabajando con ellos y haciendo labores de monitoreo y vigilancia para que se cumplan los acuerdos pactados.
En el país ha comenzado la era del ecoturismo, ¿qué está haciendo la entidad para que los visitantes no hagan un turismo dañino en las zonas de reserva?
Lo que hacemos es una labor de educación ambiental en los parques, porque aspiramos a que los turistas disfruten de la reserva natural, pero sin dañarla, además que aprenden acerca del entorno que visitan. Cabe destacar que no todos los parques tienen programa de ecoturismo.
 
Háblenos un poco más sobre dicha labor pedagógica… 
 
La educación ambiental comienza desde que entran a la reserva, ya que es obligatorio asistir a una charla acerca de las actividades que se pueden hacer adentro y las obligaciones que tienen como visitantes. Estos talleres tienen una duración de 30 minutos y los realizan los profesionales que están en el lugar.
 
También se hace un trabajo con los operadores turísticos con quienes tenemos una relación permanente y tienen la tarea de trasmitir la información del parque. Asimismo, dictamos charlas educativas en empresas y colegios.
 
¿Cuál considera que ha sido el proyecto más importante que ha liderado?
 
Entre los más importantes está la declaración de 10 nuevos parques naturales en el país: Serranía de los Yariguíes, Selva de Florencia, Complejo Volcánico Doña Juana, Serranía de los Churumbelos, Santuario de Flora y Plantas Medicinales Orito Ingi Ande, Yaigoje Apaporis, Bahía Málaga, Corales de Profundidad, Acandí Playón y Playona, Bahía Portete, así como el trabajo con las comunidades locales.

Comparte:
X