Publicidad
21 Mar 2014 - 5:23 p. m.

"El fuerte verano que vive el Casanare es normal": Ideam

Omar Franco explica a qué se deben las numerosas muertes de animales en la Orinoquía.

Redacción Vivir

"El fuerte verano que vive el Casanare es normal": Ideam

El director del Ideam habló con El Espectador sobre emergencia ambiental que se vive en Casanare en la que se calcula que 20 mil animales, entre chigüiros y ganado, han muerto como consecuencia de la desaparición de lagunas y pantanos de donde se abastecían de agua. (Lea: Decretarían emergencia ambiental por fuerte sequía en el Casanare)

Para Omar Franco la situación se centra en dos puntos: el primero es que cada año la Orinoquía vive un tiempo de intenso verano que ahora se encuentra en su pico más alto; y el segundo es que la falta de planeación (para aprovechar el agua que baña a esa zona del país durante siete meses), unida a la deforestación está limitando la oferta hídrica de esa zona del país. (Vea: Miles de animales mueren de sed en las llanuras del Casanare)

¿Qué es lo que está ocurriendo en el Casanare?

Colombia tiene diferentes regímenes de lluvia. En el caso de la Orinoquía, el periodo de menos lluvias sucede entre diciembre, enero, febrero y marzo. En abril arrancan algunas precipitaciones incipientes, en mayo se empiezan a consolidar un poco y solo hasta junio empiezan las lluvias que se extienden hasta mediados de noviembre. La temporada que estamos atravesando es completamente normal, estamos en el pico más alto de ese verano.

Pero los medios regionales han difundido imágenes de cientos de chigüiros y reses muertas, ¿también es normal esa situación?

La naturaleza se regula y aparecen estas mortandades. Durante los siete meses de lluvia los ríos salen de su curso y forman espejos de agua (como lagunas, humedales y morichales) de los que los animales beben agua. Cuando empieza el periodo de menos lluvias esa agua se seca nuevamente. Lo que hay que ver es que es que los agricultores y los ganaderos no están haciendo un uso adecuado del recurso hídrico. No están planificando cómo aprovechar el agua que cae durante ese tiempo y cómo evitar que mueran sus animales. (Vea en imágenes: Emergencia ambiental en Casanare por fuerte sequía)

¿Entonces estas fotografías no reflejan efectos el cambio climático?

Las situaciones como esta no necesariamente obedecen al cambio climático. El país tiene que entender que vivimos en el trópico y el clima en todo el territorio se comporta de manera diferente.

Hay ambientalistas que culpan a las petroleras por la falta de agua en esta zona. Dicen que la extracción de aguas subterráneas, para sus operaciones, estaría disminuyendo el recurso hídrico.

Es paradójico hacer ese tipo de afirmaciones. La Orinoquía tiene el 47% de agua subterránea del país. Es la región con mayor potencialidad de este recurso. No se puede culpar a la explotación de hidrocarburos de una desaparición de agua que no es real. Además esas aguas subterráneas no están siendo aprovechadas como debería, ni para el consumo humano ni para las actividades productivas. Si tenemos que hablar de qué prácticas estarían detrás de la disminución del recurso hídrico en esta zona del país mencionaría a ganadería expansiva y la deforestación que la acompaña. (Lea: "No se tomaron las medidas a tiempo": Gobernación sobre sequía en el Casanare)

¿De qué manera la ganadería a afectado esta zona?

Estamos haciendo una mala gestión de los procesos de producción ganadera que en la Orinoquía no se ha hecho organizadamente. Durante décadas se han tumbado cientos de hectáreas de bosques que cuidan el agua para abrirle potreros a las reses, de esta manera las condiciones de sostenibilidad se pierden. La idea es que agricultores, ganaderos y gobierno promuevan el aprovechamiento de la tierra pero no de manera extensiva, tumbando terreno sin control, sino intensiva organizando las prácticas, tabulando el ganado.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.