25 Sep 2018 - 8:55 p. m.

El oso grizzly de Yellowstone le gana la batalla al gobierno de Trump

La Justicia de Estados Unidos los volvió a declarar como especie amenazada, luego de que el Gobierno los retirará el año pasado de la lista al considerar que había alcanzado una población autosuficiente abriendo así la puerta a su caza.

-Redacción Medio Ambiente

El oso grizzly de Yellowstone le ganó la batalla al gobierno de Donald Trump, luego de que la Justicia de ese país la volviera a declarar como especie amenazada. Hace un año, la habían sacado del listado porque, según el gobierno, ya habían alcanzado una población autosuficiente y, así, abrieron la puerta a su caza.

Para ese entonces, el gobierno de Donald Trump aseguró que los esfuerzos de conservación de esta especie en el Parque Nacional de Yellowstone habían dado resultados. La población de osos grizzly, en las últimas cuatro décadas, pasó de 136 a 700.  (Lea: Nepal censa 235 tigres este año, casi el doble que en 2009)

Pero, Dana Christensen, juez federal, bloqueó este lunes el fallo argumentando que era una decisión ilógica sacar a esta especie de la lista sin tener en cuenta las demás poblaciones del país. Por ejemplo, al sur de la frontera con Canadá, en el Parque Nacional de los Glaciares (Montana), estos osos están aislados porque su población es vulnerable. 

Con esta determinación, la juez federal detuvo la que sería la primera temporada de cacería de osos grizzly en más de 40 años cerca del parque nacional Yellowstone, donde hay 700 ejemplares. "Está temporalmente prohibido autorizar y/o implementar la caza de osos grizzly", indicó Christensen en la orden que tiene validez de 14 días y puede ser apelada.

 

Organizaciones protectoras de animales y comunidades indígenas lideradas por la tribu Crow celebraron la determinación. Sin embargo, le pidieron a la justicia que impusiera protección federal a esta especie. Melissa Thomasma, directora ejecutiva de la ONG Wyoming Wildlife Advocates, aseguró, en medio de la euforia, que esta temporada de cacería fue polémica y, que desde el inicio, se opuso firmemente.  (Puede leer: Los delfines coordinan tareas con una precisión de 370 milisegundos)

Por su parte, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, que fue el que determinó en 2017 que el oso grizzly en Montana, Idaho y Wyoming no era una especie amenazada, por medio de un comunicado, explicó que está estudiando el fallo judicial.

La agencia aclaró que su decisión de retirarla de la lista de especies amenazadas se basó "en una interpretación rigurosa de la ley y estuvo basada en la mejor ciencia disponible".  Implementaron, en esa época, medidas como cuotas de cacerías para mantener la población por encima de 600 ejemplares. 

El fallo sobre el oso grizzly de Yellowstone llega mientras el gobierno de Donald Trump está estudiando modificar la Ley de Especies Amenazadas en detrimento. 

Comparte:
X