16 Jun 2012 - 5:22 p. m.

El sambódromo de Rio se transforma en camping para activistas e indígenas

Se prevé que duerman 10.000 personas en el Sambodromo durante los 10 días de la conferencia.

El Espectador

Las verdaderas plumas coloridas de indígenas de la Amazonia reemplazaron a las falsas del carnaval en el sambódromo de Rio, transformado en hotel improvisado para activistas e indígenas que participan en la Cumbre de los Pueblos al margen de la conferencia Rio+20.

Habitualmente invadido por lujosos carros alegóricos y miles de bailarines de los desfiles de las escuelas de samba, la larga pista bordeada de gradas del sambódromo, construido por el centenario arquitecto Oscar Niemeyer, está prácticamente vacía este sábado de mañana.

Pero bajo las gradas se vislumbran las tiendas de campaña, mientras los camarotes normalmente reservados a los artistas y al jet-set fueron transformados en dormitorios comunitarios.

"No se puede entrar, esto ahora es propiedad privada", declara Edson Souza, un voluntario que dijo "recibir órdenes de los organizadores".
Según Souza, 2.600 indígenas y militantes de movimientos sociales como Via Campesina o el Movimiento de reciclaje de basura ya están en el sambódromo, donde se prevé que duerman 10.000 personas durante los 10 días de la conferencia.

"La comodidad es mínima y no hay nada para comer", se queja al salir Antonio Regivaldo, de 32 años, de la Unión popular por una vivienda.
Poco a poco, pequeños grupos abandonan el lugar para desayunar en un bar cercano.

"Está mal organizado. Deberían darnos el desayuno, pero como siempre, los que menos tienen son olvidados", deplora el cacique Sandro Potiguara, que como toda su tribu potiguara viste una larga falda de paja.

Un total de 48 indígenas potiguara llegaron a Rio el viernes a medianoche desde el estado de Paraíba (noreste), tras 50 horas de viaje en bus, para "encontrar soluciones para salvar el planeta y mostrar el saber tradicional".

Desde el sambódromo, tendrán una nueva aventura al tomar el metro para llegar al parque de Flamengo, donde se desarrollan más de 600 actividades organizadas por la sociedad civil de todo el mundo en el marco de la Conferencia de la ONU sobre desarrollo sostenible Rio+20.

Esta contra cumbre busca encontrar soluciones alternativas a la "economía verde" defendida por la conferencia oficial que reunirá a unos 130 jefes de Estado y de Gobierno del 20 al 22 de junio en Rio, y que es sólo un término "engañoso para designar una nueva etapa de acumulación capitalista", según los activistas.

Los indígenas no pagan el metro gracias a un brazalete que les fue entregado por la alcaldía, pero la dificultad comienza cuando deben utilizar la escalera mecánica. Muchos, sobre todo las mujeres, optan por las escaleras normales.

Como embarcaron en la estación de metro del sambódromo, en el vagón algunos pasajeros incrédulos se preguntan si se trata de un carnaval fuera de estación. "¿Son indígenas verdaderos?", pregunta Jessica, de 21 años, que dice nunca haber visto "un indio de tan cerca".

Temas relacionados

Río+20
Comparte:
X