18 Dec 2014 - 2:40 a. m.

Enciclopedia infantil

En ocho fascículos coleccionables Bibo le enseñó a los niños los valores y virtudes necesarios para vivir en el planeta.

Redacción Vivir

Los niños serán los dueños del planeta que dejaremos los adultos. Por eso, confiando en que ellos serán los próximos políticos, economistas e ingenieros del mundo, BiBo lanzó, desde septiembre hasta noviembre, ocho fascículos coleccionables diseñados por la Escuela de Artes y Letras, y escritos por Carlos Eduardo Paz, director de la Fundación Ética Mundial.

La nutria Keiko, nuestra aliada de la campaña, hizo un recorrido por los diferentes ecosistemas y regiones de Colombia para que los niños comprendieran los valores de vivir por el planeta y entender el cambio climático de manera lúdica.

Empieza el recorrido...

Ofrece la idea del libro ilustrado de valores y virtudes para cuidar la tierra y contribuir desde nuestra esquina norte de sur América a reversar el cambio climático global con ocho acciones concretas.

El clima es un asunto global, las soluciones y los costos también, pero las acciones son locales. Colombia tienen una doble responsabilidad frente al planeta, conservar las reservas naturales que son las productoras de oxígeno de la Tierra y corregir el desarrollo y comportamiento de la población para que sea amigable con la naturaleza.

- Amazonas

Este fascículo habla sobre el cuidado esencial que hay que tener con la Tierra, nos hace ver que ella funciona de manera muy similar a un ser vivo y se mueve, cambia de ánimo, habla y se enferma. Todo como respuesta al acelerado cambio climático. La historia transcurre en el Amazonas y nos muestra cuan fácil es lograr los objetivos si trabajamos con cooperación y gratitud.

- Orinoquía

En su recorrido por la Orinoquía colombiana, Keiko nos habla, junto con su amigo Luis el Lagarto, sobre el respeto a la naturaleza que se traduce en el cuidado y amor hacia ella.

Keiko se encuentra con las Gaviotas, un proyecto en el Vichada que ha propuesto el diseño y desarrollo integral del campo para producir todo lo que se necesita para vivir, un espacio educativo, en donde todos están aprendiendo, enseñando y se mantiene vivo el entusiasmo, los sueños y la creatividad a la hora de cuidar la naturaleza.

- Sierra Nevada

En esta travesía Keiko, hace otro amigo: el señor Viento y Aspi quienes emprenden el viaje a la Sierra Nevada de Santa Marta. Escuchó que está en riesgo y quiere ver cómo puede ayudar a protegerla. En su recorrido mostrarán un poco más sobre los principios orientadores como la libertad, igualdad, fraternidad y la responsabilidad ecológica.

- Pacífico

En esta travesía Keiko llega al Pacífico y se encuentra con Susana, profesional en ciencias, quien describe la zona y les cuenta sobre la extracción de oro y la deforestación. Habla también del mundo natural vs. mundo artificial, lo que ha generado el desarrollo a su paso, pero que puede ser un aliado generando progreso sin dañar.

Los retos son creer, aprender y actuar gestando una conciencia ética que nos haga responsables ante el desastre ecológico y el calentamiento global.

- Océanos

En esta parte del recorrido, Keiko se encuentra con Sila la sardina. Su tema de conversación son los océanos como fuente de vida pero que sufren de contaminación.
Discuten sobre la posibilidad de otro tipo de gestión de los océanos para que la vida marina pueda defenderse, y, de ese modo haya pesca en abundancia y comida para todos.

- Bosques

Keiko emprende un viaje para conocer los bosques del Chocó, buscando descubrir los valles interandinos. Ante la situación del mundo, el agotamiento de los recursos, la sobrepoblación, la contaminación y el cambio climático, reflexiona sobre la posibilidad de preservar, reduciendo el consumo y corrigiendo los daños de la industrialización.

- Ciudades verdes

La mayoría de habitantes ya vive en ciudades, ya sean grandes o pequeñas. El reto es construirlas como ciudades verdes, en su arquitectura, en el cuidado de sus ríos, bosques y montañas circundantes, en el consumo y el manejo de sus residuos.

Esta ética global, debe ser capaz de formar a los ciudadanos globales. Debemos repensar el mundo para hacerlo más humano y más ecológico, vivir con la lógica de la naturaleza.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete