28 Aug 2020 - 1:31 p. m.

Encuentran delfines muertos cerca del vertido de petróleo en la isla Mauricio

Según una investigación preliminar, en el cuerpo de los 27 delfínes se encontraron heridas en el cuerpo pero ningún rastro de petróleo. Greenpeace pide una investigación independiente. Cerca a los delfínes se encontraron los cuerpos de otros cetáceos como calderones o ballenas piloto.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

En las últimas 48 horas, en la zona Gran Sable, en la Isla Mauricio, aparecieron muertos delfines, calderones, ballenas piloto, entre otros cetáceos. Un lugar ubicado a 10 kilómetros de donde se produjo el vertido de 1.000 toneladas de petróleo hace tres semanas. Sin embargo, el gobierno de África explicó que estas muertes masivas no están relacionadas con el accidente petrolero japonés MV Wakashio y su reciente hundimiento. Greenpeace, por su parte, exige una investigación independiente.

Según los resultados preliminares de la autopsia publicados el jueves 27 de agosto, los cuerpos de los 27 delfines tienen heridas en el cuerpo pero ningún rastro de petróleo. El ministro de Pesca, Sudheer Maudhoo, fue el encargado de explicar que no había un vínculo entre el vertido y el varamiento. “No hay ninguna traza de hidrocarburo sobre ellos o en su sistema respiratorio”, añadió. (Vea: En fotos: gran derrame de crudo en uno de los arrecifes de coral más bellos del mundo)

Tras el anuncio, Greenpeace África decidió publicar en sus redes sociales algunas imágenes de los cadáveres de los delfines de cabeza de melón. En ellas, se ven que los ejemplares tienen en su cuerpo y su boca en u una sustancia viscosa negra. La ONG aseguró una autopsia pública y rápida de los cadáveres. Por el momento se han enviado muestras de los animales a un segundo laboratorio, que está ubicado en la isla francesa de Reunión.

Mientras se esclarecen los hechos, algunos ambientalistas han asegurado que quizás podría ser una desafortunada coincidencia. Owen Griffiths, miembro de la ONG Mauritius Marine Conservation Society, aseguró a France Press que “probablemente siguieron un banco de peces hasta el interior de la albufera, perdieron sus puntos de referencia y no pudieron regresar al mar. Trataron de volver pasando por encima de la barrera de coral en lugar de encontrar un pasillo. Se golpearon contra los corales, se agotaron y murieron”. (Puede leer: Los desastres ambientales vuelven más pobres y vulnerables a las mujeres)

Para el asesor ambiental Sunil Mokshanand Dowarkasing, esta muerte es una consecuencia directa de la toxicidad del agua debido por el derrame de petróleo. “No se trata de una coincidencia que esto ocurra 20 días después del vertido. Toda la gente consultada asegura que algo así no había ocurrido nunca, así que la conclusión lógica es que está relacionado. Cuando alteras un ecosistema eso tendrá consecuencias, el barco fue hundido sin adoptar las medidas preventivas necesarias”.

El pasado 25 de julio encalló en la isla de Mauricio (África) el buque “MV Wakashio”, que transportaba 3.800 toneladas de combustible y 200 toneladas de diésel. Al chocarse contra un arrecife en Pointe d’Esny provocó una fuga de combustible, causando uno de los peores desastres ecológicos en uno de los arrecifes de coral más bellos del mundo. Más de 1.000 toneladas de petróleo cayeron al mar.

Comparte:
X