3 Sep 2020 - 3:51 p. m.

Encuentran nueva especie de rana en antigua zona de grupos armados

En lo que era una antigua zona de campamentos de grupos armados, un grupo de investigadores descubrió una nueva especie de rana.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

En Colombia existen 843 especies de anfibios, eso hace que el país se encuentre entre los más ricos y diversos del mundo en este tipo de animales. Un número importante de estas especies pertenecen a las denominadas Terrarana; una agrupación taxonómica de al menos cuatro familias estrechamente relacionadas que se caracterizan por el desarrollo directo y la reproducción terrestre, es decir, no necesitan ni charcas ni cuerpos de agua para reproducirse, sino que dependen de la humedad ambiental, asociada a la cobertura del bosque y la hojarasca.

En el municipio de Chámeza, en el departamento del Casanare, encontraron una nueva especie de estas ranas. Se trata de la Pristimantis chamezensis.

El descubrimiento se hizo en lo que anteriormente era zona de campamentos de grupos armados, lo que confirma que, con el cese del conflicto armado, los científicos pueden acceder a territorios inexplorados y conocer más nuestra biodiversidad

De acuerdo con Andrés Acosta, investigador de la Subdirección de Investigaciones del Instituto Humboldt y coautor del artículo de investigación en el que se describe la nueva especie, “ellas arrojan unos huevos en los que se desarrolla la larva y nace la rana desarrollada. Este método reproductivo es un indicador del buen estado de los bosques”.

En el país existen 268 especies en 13 géneros de Terrarana, entre las cuales las ranas del género Pristimantis representan el 83% de las especies descritas.

“Las nuevas especies no solo se descubren en el trabajo de campo o en las expediciones sino en colecciones también. Yo traía conmigo esta especie mucho antes de llegar al Instituto Humboldt. Hay especies que tardan en describirse años como es el caso de Pristimantis chamezensis que tomó 10 años. Esto se debió a los cambios tecnológicos que nos obligaron a incorporar nuevos análisis y a someter en varias ocasiones la especie hasta que fue aceptada”, aseguró Acosta.

Gracias a este descubrimiento es posible adicionar objetos de conservación que promueven la apropiación local y la conservación futura de estos bosques. Con esta nueva descripción, son 14 las especies de este género de ranas lluvia, distribuidas a lo largo de la vertiente oriental de los Andes y que están asociadas con la Cuenca del Orinoco.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete