30 Nov 2015 - 6:02 p. m.

Fenómeno de El Niño para 'dummies'

El Ideam divulgó un video pedagógico en el que explica qué es el fenómeno y cómo afecta a Colombia.

Redacción Vivir

Colombia padece desde hace varios meses las inclemencias del fenómeno de El Niño, que sumado a la propagación de incendios forestales y la disminución de la oferta hídrica, también ha implicado dificultades en la prestación del servicio de energía.

No obstante, muchas personas suelen asociar el fenómeno al cambio climático que sufre el planeta, sin considerar –según el Ideam– que se trata de un evento de variabilidad climática y que responde a un comportamiento anormal del clima “que puede presentarse con cierta frecuencia, pero es temporal y transitorio”.

En efecto, El Niño es un fenómeno natural resultado de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacífico ecuatorial. Se estima que este fenómeno climático genera una corriente de agua cálida en el océano Pacífico, que provoca un incremento de la temperatura del mar en la costa, generando lluvias torrenciales en las zonas cercanas al litoral.

Según las predicciones de la Organización Mundial de la Meteorología (OMM), el fenómeno de este año ya es el más fuerte de los últimos tres lustros y está en camino de convertirse en uno de los más potentes de los últimos 65 años.

La última vez que hubo un episodio intenso de El Niño fue en 1997-1998 y se estima que provocó más de 20.000 muertes y pérdidas por valor de 34.000 millones de dólares.

En lo que va de año, El Niño ha contribuido a una gran sequía en América Central y se teme que en partes de América del Sur, especialmente en Ecuador y Perú, pueda provocar los mismos desastres que en el episodio de 1997-1998.

En esa ocasión, la zona central de Ecuador y Perú sufrieron un nivel de precipitaciones más de diez veces superior al normal, lo que provocó inundaciones, una fuerte erosión y deslizamientos de lodo con pérdida de vidas, destrucción de viviendas e infraestructuras y daños al suministro de alimentos.

En el caso colombiano –donde ha provocado la disminución de las precipitaciones y el aumento de la temperatura– de acuerdo con Omar Franco, director del Ideam, el fenómeno climático no ha terminado de madurar y se encuentra en una fase de crecimiento: “esperamos que a finales del año pueda llegar a su máxima intensidad en cuanto a temperatura del pacifico, donde tenemos una anomalía de 1.3 grados centígrados”.

Según el director del Ideam, el fenómeno va a continuar y se va fortalecer, por lo que advirtió que el impacto será mucho mayor si, tanto las autoridades locales como la ciudadanía, no atienden las prevenciones y alertas de los diferentes organismos de riesgo.

Recientemente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que unos once millones de menores pueden sufrir hambruna, enfermedad y efectos perniciosos en su desarrollo físico y mental a causa de El Niño.

Recordó que, más allá de los riesgos de muerte, El Niño puede provocar el aumento de enfermedades como la malaria, el dengue, la diarrea o el cólera, que son especialmente mortales entre la población infantil.

Temas relacionados

Ideamfenómeno de El Niño
Comparte:
X