2 May 2016 - 12:29 a. m.

"Hemos sido inflexibles con cumplimiento de normativa ambiental en El Quimbo": ANLA

Fernando Iregui, director de la entidad, sostiene que han sido estrictos en hacer cumplir las normas desde el punto de vista técnico y legal.

Redacción Vivir

El director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Fernando Iregui Mejía, aseguró que se ha venido ejerciendo un estricto control al Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo y recordó que Emgesa ya fue sancionada durante la fase de llenado del vaso del embalse.

“Las decisiones de la ANLA se fundamentan en el rigor técnico y jurídico y en los principios de transparencia y oportunidad’’, dijo el funcionario, quien recordó que la controversia por la viabilidad de este complejo hidroeléctrico se remonta a la mitad de la década de los 90.

Iregui Mejía hizo referencia a la mortandad de peces que se ha presentado en la represa de Betania, ubicada aguas abajo de El Quimbo, y dijo que según han advertido distintos estudios, esto obedece a la sobrecarga del medio, es decir a la sobreproducción registrada en el área.

El Quimbo, que entró en operación en medio de tutelas y presencia del fenómeno de El Niño, tiene influencia en los municipios huilense de Gigante, El Agrado, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol, donde la comunidad ha venido exigiendo acciones de restauración ambiental y compensación económica.

En diálogo con El Espectador, el funcionario precisó lo siguiente:

La Fiscalía lo ha citado a declarar a usted y a otros funcionarios por presunta negligencia en el control normativo. ¿Qué responsabilidad le cabe a la ANLA?

El Proyecto Hidroeléctrico “El Quimbo” fue licenciado en el 2009 por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Desde entonces se han venido haciendo seguimientos y ejerciendo los controles preventivos establecidos por la ley en el marco de las competencias de cada entidad que intervienen en las diferentes etapas de la obra, tanto en construcción como operación.

¿Pero hay sectores que señalan laxitud en la aplicación de las normas y por ello la Fiscalía quiere despejar dudas frente a fenómenos como el llenado de la represa y sus efectos en el recurso ictiológico?

La ANLA ha sido estricta en hacer cumplir las normas desde el punto de vista técnico y legal. Ha efectuado más de 25 seguimientos a este proyecto, producto de lo cual se determinó la responsabilidad de Emgesa en el incumplimiento de las obligaciones establecidas en la licencia por no haber retirado antes del inicio del llenado del vaso del embalse la biomasa y la madera, razón por la cual fueron objeto de una sanción pecuniaria. La Fiscalía está en todo el derecho de citar e investigar a quien considere necesario para aclarar inquietudes sobre el proyecto.

¿Por qué ha sido tan controvertido El Quimbo? ¿Faltó planeación de la obra?

La concepción y aprobación de El Quimbo se remonta a la década de los 90. El Ministerio de Agricultura lo consideró en su momento no viable por el potencial agrícola de los terrenos que podrían ser inundados. Sin embargo, este mismo Ministerio en 2008 emitió un nuevo concepto en el cual se le daba viabilidad. Igualmente, el Ministerio de Minas declaró de utilidad pública e interés social el área necesaria para la construcción y operación del proyecto. Y ese mismo año la empresa solicitó la licencia ambiental.

¿Cómo fue todo ese proceso ?¿No se tuvo en cuenta a la comunidad?

En 2008 Emgesa inició todo el trámite ante el entonces Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Ese mismo año, el Gobierno de la época realizó unas mesas de concertación para escuchar a la comunidad que hace parte de área de influencia de la obra, que se extiende a seis municipios del sur y suroccidente del departamento del Huila. En 2009 el Ministerio otorgó la Licencia Ambiental para la construcción de toda la infraestructura y el llenado del embalse. Después del inicio de la fase de construcción, la empresa solicitó modificaciones a la licencia, debido a que cuando un proyecto de esta magnitud va avanzando, surgen nuevas necesidades y son evaluadas por la autoridad ambiental.

¿Cómo se garantiza que estas modificaciones a la licencia no atenten contra el medio ambiente?

El Plan de Manejo Ambiental que tiene este proyecto es muy complejo y cuenta con un componente biótico, el cual pretende que se maneje de forma adecuada la cobertura vegetal y los hábitats terrestres, y garantice el monitoreo constante del componente hidrobiológico e íctico. El componente físico hace seguimiento y garantiza un plan de manejo de residuos sólidos y de calidad de aguas; y el componente socioeconómico exige programas de información y participación, reasentamiento, reposición de estructura física, educación ambiental y saneamiento básico, entre muchos otros.

¿Pero lo que se dice es que Emgesa no ha cumplido con las obligaciones?

Como le dije anteriormente, la ANLA ha realizado más de 25 seguimientos al proyecto hidroeléctrico. En uno de estos se determinó la responsabilidad de la empresa por no realizar adecuadamente el retiro de la biomasa y la madera antes del inicio del llenado del embalse. Por el incumplimiento a estas obligaciones, la empresa fue sancionada por más de 2.500 millones de pesos. Actualmente la empresa tiene investigaciones en curso para determinar si se está cumpliendo con lo exigido en la licencia ambiental o no.

¿Y en qué van los planes de compensación?

La empresa tiene que cumplir con una serie de obligaciones, entre ellos con el Plan de Restauración Ecológica y la compensación por aprovechamiento forestal que, básicamente, buscan la recuperación de hábitats. A eso se le está haciendo seguimiento permanente teniendo en cuenta el cronograma establecido por las autoridades respectivas.

En el periodo que el embalse no estuvo en funcionamiento, pescadores de la zona advirtieron sobre la mortandad de peces en Betania debido a que en El Quimbo no había circulación de agua, ¿De quién es la responsabilidad?

Diferentes estudios han determinado que el problema de la mortandad de peces se debe a la sobrecarga del medio. La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) se comprometió a continuar con su campaña de evitar el crecimiento descontrolado e ilegal de la actividad de cultivo de peces en Betania.

¿Pero también se dice que esta situación fue causada por el llenado que limitó la oxigenación del agua?

Los estudios técnicos señalan que pese a la reducción del caudal tanto del río Magdalena y del Páez, que se unen antes de Betania, los niveles de oxigenación siempre estuvieron por encima del mínimo previsto.

¿Inclusive en el momento crítico del fenómeno de El Niño?

Sí. El caudal efectivamente disminuyó por el fenómeno de El Niño, pero el Río Páez que se convierte en tributario del Magdalena en el sitio conocido como el Paso de El Colegio, trae bastante agua y ayudó a compensar la reducción originada en el llenado de la represa.

¿Hay intereses políticos y privados en toda esta guerra de opiniones?

La ANLA toma decisiones con base en criterios técnicos y jurídicos. Si se incumplen las normas o se prevé un riesgo, se actúa con la rigurosidad del caso.  

Temas relacionados

EmgesaANLA
Comparte:
X