16 Dec 2014 - 2:31 a. m.

Hoy sale expedición colombiana a la Antártida

Este martes zarpará el primer buque colombiano que pisará suelo antártico.

Redacción Vivir

Si todo sale como está planeado hoy zarpará el primer buque colombiano que pisará suelo antártico. Se trata del ARC 20 de julio de la Armada Nacional, un navío que transportará durante tres meses a 120 personas entre los que se encuentran científicos, periodistas, marinos y productores de video.

Según los planes del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH), el propósito es que el barco parta este 16 de diciembre desde Cartagena y regrese al país a mediados de marzo, luego de visitar a Guayaquil (Ecuador), Valparaíso (Chile) y El Callao (Perú). En estas ciudades los tripulantes se reunirán con autoridades de los distintos países para discutir temas relacionados con la investigación en la Antártida.

Como lo dijo hace algunas semanas en UN Radio el capitán Ricardo Molares, director del CIOH y director científico de la expedición, el objetivo es hacer investigación relacionada con el cambio climático, pues “la dinámica de las corrientes de la Antártica podrían eventualmente impactar el clima de Colombia. Puede haber una relación directa”. Además, como ha asegurado Molares, esperan poder realizar un trabajo de cartografía náutica en el Estrecho de Gerlache, un lugar ubicado en la península antártica.

Aparte de este propósito científico, la expedición, que se viene planeando desde 2010, busca un objetivo esencial: que para 2048, fecha en que se revisará el Tratado Antártico, Colombia pueda pasar de ser un miembro adherente a uno consultivo. Eso implica tener voz y voto en la decisiones que se tomarán en torno a este continente. Dicho tratado fue firmado por 12 naciones en 1959 y hasta el momento se han adherido a él otras 50. Nuestro país lo hizo en 1989.

En palabras de Molares, “tenemos que ser consultivos para cuando sea la hora de sentarse, podamos poner nuestro punto de vista en temas como la explotación de hidrocarburos. Hoy está negado, pero, ¿quién dice que cuando se acaben las reservas de petróleo no las vamos a hallar en la Antártida?

Aunque es cierto que una misión a esta región requiere de un enorme esfuerzo que muestra la capacidad técnica de la Armada y de centros investigativos, el argumento de Molares no resulta del todo conveniente, cuando se trata de una región que se ha convertido en un laboratorio viviente para la ciencia. Así, por lo menos, lo cree el astrofísico Juan Diego Soler, quien trabajó en la Antártida en 2010. “Es una zona protegida para fines pacíficos y para ir allá se necesitan contenidos de preservación ambiental, que exige el Tratado. Y en esta expedición no están presentes”.

Temas relacionados

AntártidaArmada Nacional
Comparte:
X