16 Feb 2017 - 12:44 p. m.

Indignación de vegetarianos porque el Banco de Inglaterra imprimirá billetes con grasa animal

A pesar de que la organización Change.org recogió 135.000 firmas en contra de la medida, los billetes de cinco y de diez libras se harán con esta técnica.

Redacción Medioambiente

Ayer en la mañana el Banco de Inglaterra dejó claro que no le importa la indignación de 135.000 vegetarianos y veganos. La molestia se debe a que el organismo seguirá imprimiendo los billetes de cinco libras con restos de sebo animal y además hará los de denominación de diez bajo la misma técnica que entrarán en circulación en septiembre de este año.

La polémica reventó a finales de noviembre del año pasado cuando un ciudadano le hizo la pregunta a la cuenta oficial del banco a través de un trino. Allí se supo que los nuevos billetes que acababan de entrar en circulación contenían “trazas de sebo animal”, como aquella utilizadas en velas o jabones.

Desde ese momento, la organización activista Change.org se encargó de recoger 135 mil firmas para lograr revertir esta decisión que tildó de “inaceptable para millones de veganos, vegetarianos, hindúes, sijs, jainistas y demás grupos sociales que viven en Reino Unido”.

El Banco de Inglaterra, por su parte, aseguró en un comunicado que “no teníamos constancia de la presencia de productos derivados de animales cuando firmamos el contrato con el proveedor para los billetes de polímero de cinco y 10 libras”. Continuó diciendo que “cuando lo descubrimos, lo primero que hicimos fue alertar al público e intentar solucionar cualquier duda con la máxima seriedad”.

Innovia, la compañía encargada de fabricar los billetes, explicó que la grasa animal les da propiedades antiestáticas y antideslizantes. Además recordó que “miles de productos están hechos a partir de este material”. Lo único incierto es la empresa proveedora ni los animales de los cuales se extraerá el sebo.

El banco dijo que para la elabroación de los nuevos billetes de 20 libras que entrará en circulación en 2020 investigará otras opciones, por ejemplo, el uso de aceite de palma o de coco.

Esa alternativa, de hecho, cobró fuerza luego de la comparación que se hizo con los euros, que son elaborados a base de algodón transgénico. Ese quizás ha sido el argumento clave de veganos y vegetarianos durante esta campaña.

 

Comparte:
X