8 Aug 2018 - 10:37 p. m.

La razón detrás de los fuertes vientos que hubo en Bogotá

Vientos de más de 60 kilómetros se presentaron en la capital, generando la caída de más de veinte árboles. Aunque fue un fenómeno inusual, lo cierto, como explica el Ideam, es que entre julio y agosto se suelen presentar estas condiciones en varios departamentos. Norte de Santander y Nariño también pueden resultar afectados.

-Redacción Medio Ambiente

Mientras Iván Duque se posesionaba como nuevo presidente en la Plaza de Boívar, los fuertes vientos en Bogotá empezaron a tumbar árboles. En Teusaquillo varios troncos resultaron en el suelo complicando el tráfico. También en Chapinero y Usaquén. La cifra no es precisa, pero hasta esta mañana los bomberos de la ciudad habían atendido 22 puntos por caída árboles que, además, afectaron las redes de electricidad. Sobre la carrera séptima algunos semáforos dejaron de funcionar y sobre la calle 53 algunos andamios de contrucción quedaron desechos.

Quienes viven en Bogotá pocas veces han visto este fenómeno. Que se registren vientos de más de 60 kilómetros por hora no es usual en la capital colombiana. ¿Por qué, entonces, se están presentando? ¿Cuáles son las razones de este evento? (Lea El polémico decreto de la línea negra)

Aunque es cierto que es difícil que la brisa en la ciudad tumbe árboles y dañe paraguas, como se vio en la posesión del presidente Iván Duque, lo cierto es que en esta época del año los vientos suelen fortalecerse (no en vano agosto ha sido definido como un mes especial para elevar cometas en Bogotá).

En palabras un poco más técnicas, como lo explica el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), entre julio y agosto, los vientos alisios que vienen del sureste tienden a fortalecerse y ese fenómeno hace que los vientos de norte, del sur, del centro y del oriente del país también sean mucho más fuertes.

Norte de Santander, La Guajira, el Norte del Magdalena y Nariño son los departamentos que pueden resultar más afectados por esta situación. También Bogotá, claro. La zona oriental y central, donde justamente está ubicada la Plaza de Bolívar, son las franjas donde se presentan estos vientos.

¿Continuará esta situación? Pese a que es difícil saber con precisión dónde y qué velocidad tendrán, estas condiciones, de acuerdo al Ideam, seguirán siendo una constante durante este mes. Especialmente, será frecuente ver de nuevo a algunos árboles moviéndose en las mañanas cálidas y en las tardes húmedas.

Comparte:
X