24 Jun 2015 - 2:30 a. m.

La salud, en reversa por el cambio climático

Un estudio publicado por la revista científica The Lancet dice que los problemas relacionados con el cambio climático tendrán como consecuencia un retroceso de 50 años de desarrollos en temas relacionados con la salud.

Redacción Medio Ambiente

El debate sobre el cambio climático es común escucharlo dentro de contextos políticos, económicos, medio ambientales y tecnológicos. Pero en el más reciente estudio publicado por la revista científica The Lancet, el panorama se centró únicamente en las consecuencias que estas transformaciones pueden tener en la salud de los seres humanos. El editor de la publicación, Richard Horton, las clasifica como catastrófica, principalmente por el aumento del riesgo en la propagación de enfermedades, la inseguridad alimentaria y la contaminación del aire, entre otras cosas.

El editor de la revista además, agrega que, cuando el cambio climático se considera como un tema de salud, se convierte en un dilema que afecta lo más profundo de la humanidad. Su colega en Asia, Helena Wang, añade que lo que hace esta manera de ver el problema es ponerle una cara real a algo que muchas veces puede considerarse como algo distante. El periodista de la revista Time, Justin Worland, explica que algunos de los riesgos en la salud pueden ser evidentes: eventos naturaleza como huracanes y tornados que pueden matar o herir.

“Sin embargo, hay muchas otras consecuencias secundarias que afectan la salud en circunstancias no esperadas. El aire contaminado puede causar asma, la sequía puede contribuir a un declive en la agricultura, y la escasez de alimentos y la pérdida de ecosistemas podría acabar en un contacto directo entre plagas y humanos”, agrega Worland. Por eso, la necesidad de expandir las consecuencias del cambio climático son urgentes pues, de lo contrario, el retroceso en cuestiones de salud sería, calculan los científicos, de 50 años.

Cambiar a energías más puras, invertir en investigaciones médicas e introducir estilos de vida más saludables en las ciudades, son algunas de las recomendaciones claves que resalta el estudio de The Lancet. “Nuestros hijos y las futuras generaciones están contando con nosotros”, concluye la investigación.


Vea acá el artículo de la revista Time.

Temas relacionados

Cambio climatico
Comparte:
X