29 Oct 2015 - 3:05 a. m.

La temperatura aumentaría 2,7ºC

Las promesas de reducción de emisiones propuestas por 147 países no son suficientes para evitar cruzar el límite de los 2 grados fijados por la ciencia.

Redacción vivir

Será una negociación difícil la que tendrán en diciembre representantes de 192 países en París, cuando se celebre la Cumbre de Cambio Climático. Los científicos han advertido que sería peligroso un aumento mayor de 2ºC en la temperatura promedio del planeta. El problema es que los compromisos climáticos planteados hasta ahora por 147 países no serán suficientes para lograrlo. Sumando todas las promesas de reducción de emisiones, la temperatura inevitablemente aumentaría unos 2,7°C.

La noticia la dio ayer la secretaria de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc), Christiana Figueres, como antesala a la publicación de un informe que sintetiza lo que en la jerga de negociadores se conoce como Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional y que no son otra cosa que las compromisos de cada país para recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Según el reporte de la periodista Caty Arévalo, de EFE Verde, si se logra un acuerdo en París y entra en vigor en 2020, los países firmantes lograrían una reducción de emisiones de 4 gigatoneladas (gt) anualmente. Si esa reducción se mantiene hasta finales del siglo, el escenario sería el anunciado por Figueres: un planeta 2,7ºC más caliente.

“¿Es suficiente?”, se preguntó Figueres en su charla con los medios, y la respuesta que ofreció fue la que todos sospechaban: “No. La ciencia nos pide quedarnos por debajo de los dos grados para que los impactos no sean catastróficos”.

Pero Figures parece convencida de que al mal tiempo hay que hacerle buena cara e indicó que estos datos demuestran que “vamos por buen camino, sabemos cómo hacer esto, y si podemos poner todas las condiciones para implementar los compromisos, iríamos por un camino aún mejor”.

Todos los países desarrollados, principales emisores de CO2 y otros gases de efecto invernadero, ya han puesto sobre la mesa sus compromisos. Los países que aún no los han representan una pequeña parte de las emisiones globales, por lo que sus anuncios no impactarían de forma considerable la actual contabilidad climática.

Sin un acuerdo de reducción, el escenario más probable sería un aumento de temperatura promedio entre cuatro y cinco grados respecto a los niveles preindustriales.

En la Cumbre del Clima de París el objetivo será “llegar a un acuerdo que nos permita construir una ruta de éxito que nos lleve desde donde estamos con los compromisos actuales a por debajo de dos grados con los compromisos futuros”, remarcó Figueres.

Como lo señaló EFE Verde, cuando los periodistas le preguntaron a Figueres si la Cumbre de París era la última oportunidad para definir un acuerdo, la funcionaria respondió “será la última oportunidad para forjar una ruta de reducción de emisiones que permita la adaptación al cambio climático con un costo manejable”.

Con el fin de dar impulso político a la Cumbre de París, Figueres adelantó que tanto el presidente de Estados Unidos, como los de China e India asistirán a la apertura de la reunión el 30 de noviembre.

Comparte:
X