25 Nov 2020 - 10:04 p. m.

La temporada de huracanes en el Atlántico termina con balance récord

En total, la temporada 2020 produjo 30 tormentas con nombre, de los cuales 13 se convirtieron en huracanes. Esta es la mayor cantidad de tormentas registradas, superando las 28 de 2005, y el segundo número más alto de huracanes registrado.

Agencia Europa Press

Agencia Europea Press

La extremadamente activa temporada de huracanes del Atlántico de 2020 está llegando a su fin con un récord de 30 tormentas con nombre propio. Si bien la temporada oficial de huracanes concluye el 30 de noviembre, es posible que las tormentas tropicales continúen desarrollándose después de ese día, advierte en un comunicado la NOAA, agencia meteorológica estadounidense.

Los pronósticos de huracanes estacionales de la NOAA predijeron con precisión una alta probabilidad de una temporada por encima de lo normal con una gran posibilidad de que sea extremadamente activa. En total, la temporada 2020 produjo 30 tormentas con nombre (vientos máximos de 62 kilómetros por hora o más), de los cuales 13 se convirtieron en huracanes (vientos máximos de 119 kilómetros por hora o más), incluidos seis huracanes importantes (vientos máximos de 178 kilómetros por hora o más). Esta es la mayor cantidad de tormentas registradas, superando las 28 de 2005, y el segundo número más alto de huracanes registrado.

La temporada 2020 avanzó a un ritmo rápido y temprano con un récord de nueve tormentas con nombre de mayo a julio, y luego agotó rápidamente la lista del Atlántico de 21 nombres cuando la tormenta tropical Wilfred se formó el 18 de septiembre. Por segunda vez en la historia, el alfabeto griego se usó durante el resto de la temporada, extendiéndose hasta el noveno nombre de la lista, Iota.

“La temporada de huracanes del Atlántico 2020 se aceleró rápidamente y batió récords en todos los ámbitos”, dijo Neil Jacobs, administrador interino de la NOAA.

Este es el quinto año consecutivo con una temporada de huracanes en el Atlántico superior a lo normal, con 18 temporadas superiores a lo normal de las últimas 26. Este aumento de la actividad de los huracanes se atribuye a la fase cálida de la Oscilación Multidecenal del Atlántico (AMO), que comenzó en 1995, y ha favorecido más tormentas, más fuertes y más duraderas desde entonces. Estas eras activas para los huracanes del Atlántico han durado históricamente entre 25 y 40 años. Una temporada promedio tiene 12 tormentas con nombre, seis huracanes y tres huracanes importantes.

“Como predijimos correctamente, este año volvió a estar presente un conjunto interrelacionado de condiciones atmosféricas y oceánicas vinculadas a la AMO cálida. Estos incluyeron temperaturas de la superficie del mar del Atlántico más cálidas que el promedio y un monzón de África occidental más fuerte, junto con una cizalladura del viento vertical mucho más débil y patrones de viento provenientes de África que fueron más favorables para el desarrollo de tormentas. Estas condiciones, combinadas con La Niña, ayudaron a hacer posible esta temporada de huracanes extremadamente activa y sin precedentes “, dijo Gerry Bell, pronosticador principal de huracanes estacionales en el Centro de Predicción del Clima de la NOAA.

Esta histórica temporada de huracanes registró niveles récord de agua en varios lugares, incluida la costa del Golfo, donde el huracán Sally trajo los niveles de agua más altos observados desde el huracán Katrina en 2005.

Esta temporada puede terminar oficialmente el 30 de noviembre, pero aún es posible que se desarrollen tormentas adicionales.

Comparte:
X