22 Jun 2012 - 7:32 a. m.

Líderes mundiales contra la economía verde

A las fuertes críticas al modelo que se han escuchado por parte de indígenas y ambientalistas se sumaron las voces de los presidentes de Bolivia y Ecuador.

El Espectador

Aunque este viernes los líderes políticos mundiales deberán aprobar la declaración final de Río+20, que ha promovido la necesaria transición hacia la economía verde, a las voces de rechazo- de indígenas y ONG ambientalistas- hacia el modelo económico se le sumaron las de los presidentes Evo Morales y Rafael Correa.

“Los países del norte se enriquecen en medio de una orgía depredadora y nos obligan a los países del sur a ser sus guardabosques pobres”, denunció el presidente boliviano Evo Morales durante la última plenaria del jueves de la cumbre, que reúne a 86 jefes de Estado y de gobierno alrededor de discusiones sobre la degradación ambiental del planeta.

Las declaraciones se dieron luego de que n un documento las comunidades indígenas representadas en la Conferencia de desarrollo sostenible de la ONU entregaran este jueves a los 86 gobernantes participantes un documento en el que catalogaron a la economía verde como un crimen contra la humanidad y la tierra y reprocharon el hecho de haber sido excluidos de las discusiones. "Esta cumbre reúne a líderes. Nosotros también somos los líderes de nuestros pueblos, y ellos no nos escuchan, cuando tendríamos mucho que aportar a las soluciones a la crisis del planeta y sobre sostenibilidad", dijo el filipino Windel Bolinget.

En el manifiesto los grupos ancestrales llaman a la economía verde el Capitalismo de la Naturaleza, “esta es una economía basada en la destrucción del medio ambiente, es la continuación del colonialismo que los pueblos indígenas y nuestra Madre Tierra han resistido durante 520 años", expresaron.

En el mismo sentido el presidente ecuatoriano Rafael Correa indicó en su intervención, dentro de la sesión de discusiones, que “los más poderosos son los que están depredando el planeta, consumiendo bienes ambientales, gratuitamente. Porque los que producimos los bienes ambientales somos los países en vías de desarrollo: Brasil, Ecuador, la selva amazónica”.

Las protestas continúan por las calles de la ciudad sede de la Conferencia. Este jueves más de 50 mil personas de todo el mundo se tomaron las principales vías para manifestarse en contra de la reunión oficial de presidentes en Rio+20 y del concepto de economía verde. Según reseñaron los medios locales, miembros de organizaciones de trabajadores, campesinos, indígenas, feministas y partidos de izquierda coreaba en portugués “quienes están reunidos allá no nos representan a nosotros”.

 

Temas relacionados

Río+20
Comparte:
X