22 Jan 2021 - 12:58 a. m.

Los bosques absorben el doble de carbono del que liberan cada año

Los nuevos métodos consistentes a nivel mundial para mapear las fuentes y sumideros de carbono forestal en todo el mundo muestran que los bosques absorben una cantidad neta de 7,6 mil millones de toneladas métricas de dióxido de carbono cada año.

Los datos confirman que, a nivel mundial, los bosques son un sumidero de carbono en general, aunque hay variaciones dentro de los bosques. Los nuevos mapas, publicados hoy en Nature Climate Change, ofrecen una imagen muy detallada del papel de los bosques en la regulación de las emisiones de carbono.

El mapa de flujo de carbono forestal, ahora disponible públicamente en Global Forest Watch, muestra que entre 2001 y 2019, los bosques emitieron un promedio de 8.100 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por año a partir de la deforestación y otras perturbaciones. Al mismo tiempo, los bosques absorbieron 16 mil millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por año.

El estudio destaca la necesidad de invertir tanto para reducir la deforestación en los países tropicales como para mantener y mejorar el secuestro de carbono forestal al mismo tiempo. La continua destrucción de los bosques tropicales más grandes del mundo (solo en 2019 se perdieron 11,9 millones de hectáreas de cobertura de árboles tropicales) los convierte en sumideros de carbono menos poderosos.

La granularidad de estos datos permite cuantificar las emisiones y absorciones de forma más coherente en cualquier escala geográfica, desde pequeños bosques locales hasta países y continentes enteros. Por ejemplo, los datos muestran que el 27% del sumidero de carbono forestal neto del mundo se encuentra dentro de áreas protegidas, lo que subraya la necesidad de conservación dentro de estas áreas.

La metodología fue desarrollada por un equipo de científicos e investigadores de CIFOR, NASA Goddard, NASA Jet Propulsion Lab, The Sustainability Consortium, University of Maryland, Wageningen University, Woodwell Climate Research Center y World Resources Institute. Al combinar mediciones terrestres con observaciones satelitales, este método proporciona el primer conjunto de datos coherente a nivel mundial para estimar los flujos de carbono de los bosques.

Este nuevo sistema de monitoreo apoyará políticas y acciones más específicas, y un seguimiento transparente hacia los objetivos de mitigación climática específicos de los bosques con detalles locales y coherencia global.

Temas relacionados

Conservación
Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete