2 Oct 2019 - 2:00 a. m.

Los Titanes de la sostenibilidad

Estos son los proyectos que se destacan en esta categoría, gracias a su gran aporte e innovación en la sociedad.

- Redacción Medio Ambiente

Este año, la categoría de Sostenibilidad nominó a cinco personas, cuyos proyectos destacaron entre los demás por ser innovadores y por el impacto positivo que tienen en sus diferentes poblaciones. (Le recomendamos: Los Titanes de la Educación).

El primero de ellos es Juan David Manrique, un administrador de empresas que creó la Escuela “Verdes Pensamientos en Armenia”, un lugar que recibe niños y jóvenes interesados en aprender ciertas habilidades para crear conciencia sobre el cuidado de la naturaleza.

Las actividades son varias, y van desde hacer semilleros hasta sembrar plantas, cuidarlas, y también implementar la importancia de las energías alternativas, que prometen un mejor futuro para las próximas generaciones.

Esta escuela se financia mediante proyectos institucionales que se llevan a cabo en colegios y empresas.

La segunda nominada en esta categoría es María Angélica Sánchez, quien a sus 31 años creó “Recupera tu silla”, un emprendimiento amigable con el medio ambiente que nació de una anéctoda en su trabajo. Un día cualquiera, María Angélica sintió un dolor fuerte en su espalda y su doctor le recomendó cambiar la silla en la que se sentaba; cuando fue a buscar otra en una bodega de su empresa encontró un cementerio de muebles, y de allí nació la idea.

Fabricar una silla equivale a 32 kg de carbono para el medio ambiente, la misma contaminación que generan seis carros. El objetivo de este proyecto es ahorrar a las empresas hasta el 75 % en gastos por mobiliario nuevo, gracias a un equipo que se encarga de restaurar los muebles desechados y entregarlos en perfectas condiciones.

El modelo de economía circular que plantean emprendimientos como éste, generan un impacto ambiental positivo bastante alto gracias a los residuos que son aprovechados de la mejor manera.

John Berrío, por su parte, inició hace seis años la fundación “Llena una botella de amor”, y su objetivo es recolectar los envases de plástico que botamos a diario para venderlo a fábricas que lo transforman en madera plástica. Con este material se realizan parques infantiles.

Su fundación ha logrado entregar cinco casas terminadas en Bogotá, Cali, Medellín, Rionegro y Ecuador. Además, también ha entregado varias mesas de comedor para instituciones educativas, todas hechas en madera plástica.

El cuarto nominado a esta categoría es José Fernando González, un biólogo que estudió en Costa Rica y México y que fundó en el año 2005 el Proyecto para la Conservación de Aguas y Tierras (PROCAT), que se consolidó en los Llanos, Amazonía, Chocó, el Caribe y los Andes en 2008.

Junto a su equipo, José Fernando utiliza las cámaras trampa, y gracias a ellas ha descubierto especies que se creían desaparecidas y han documentado el comportamiento de animales como el oso andino, el tigrillo y el jaguar. Este proyecto se financia mediante recursos internacionales y becas de investigación.

El quinto nominado es Ricardo Alba, quien diseñó junto a sus hijos en 2012 un sistema vertical de almacenamiento de aguas lluvias reutilizando botellas plásticas.

Esta iniciativa, llamada “Ekomuro”, ya está funcionando en más de 60 colegios de la capital incluyendo el área rural. El arquitecto, egresado de la Universidad Nacional, busca implementar esta iniciativa en las empresas colombianas, para que estas entreguen soluciones ecológicas a familias de escasos recursos y así crear conciencia sobre el ahorro del agua.

En 2015, este proyecto fue premiado en Corea por ser una de las mejores solucioes a los problemas del agua en el mundo, y gracia s a estos reconocimentos, Rcardo Alba ha podido instalar más Ekomuros en comunidades vulnerables.

Puede votar por su favorito en Titanes.noticias.caracoltv.com.

Comparte:
X