23 May 2019 - 9:40 p. m.

Más de 200 montañistas causan un atasco en la cima del Everst

En la montaña más alta del mundo se presentó algo inusual: una larga fila de alpinistas que intentaban llegar a la cima. Dos de ellos murieron.

Con informacion de EFE y AFP

Algo muy inusual sucedió este miércoles en el Everest, la montaña más alta de la Tierra. En su cima, que está a 8.848 metros sobre el nivel del mar, hubo más de 200 alpinistas, una cantidad que causó un atasco jamás visto. Durante varias horas los deportistas tuvieron que hacer una larga cola para poder llegar a su destino final. (Lea Descubren que Marte tiene una inmensa capa de hielo oculta en su polo norte)

Los alpinistas, que también rompieron el récord del mayor número de ascensos en una misma jornada, salieron del Campo IV (7.900 metros) durante la noche del martes. Según le dijo a la agencia EFE Gyanendra Shrestha, representante del Ministerio de Turismo de Nepal, en ese momento había 250 montañistas. (Lea Ocho huracanes y 15 tormentas tropicales: así sería la nueva temporada de ciclones)

La mala noticia, como lo confirmaron después las autoridades, es que dos montañistas fallecieron en la travesía. Se trata del estadounidense Donald Lynn Cash, de 55 años, que se desvaneció a 8.848 metros de altura mientras tomaba fotos, y de la india Anjali Kulkarni, también de 55 años, que murió luego de llegar a la cima. (Lea Lanzan la primera estrategia para proteger a los polinizadores de Colombia)

En 2012, se produjo una situación similar cuando 260 montañeros trataron de hacer cumbre en un mismo día aprovechando el buen tiempo, lo que causó una acumulación de gente en el famoso escalón Hillary, una roca vertical de 12 metros que supone el último gran obstáculo antes del techo del mundo.

En esa ocasión, 179 personas llegaron a los 8.848 metros y cuatro -el chino Ha Wenyi, el alemán Eberhard Schaaf, el canadiense de origen nepalí Shriya Shah y el surcoreano Song Won-bin- perecieron por cansancio y mal de altura cuando descendían.

El abarrotamiento en esa altura supone un gran peligro para los alpinistas y sus sherpas, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y les puede alcanzar la noche.

El Departamento de Turismo ha emitido 378 permisos de escaladas esta temporada, un récord histórico desde la primera ascensión exitosa al Everest en 1953.

Comparte:
X