26 Mar 2015 - 4:33 a. m.

MinAmbiente libera dos tigrillos en su hábitat y alerta sobre el tráfico de especies

La Autoridad Ambiental destacó el evento e hizo un llamado para que las personas tomen conciencia sobre lo que significa sacar del hábitat natural a estas especies.

Redacción Medio Ambiente

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, y el director general de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Alfred Ballesteros Alarcón, realizaron este miércoles la liberación de dos ejemplares tigrillos en el sitio Alto del Pozo – Vereda Monquentiva, del municipio de Guatavita, donde hay 1.400 hectáreas de zona de reserva correspondiente a páramo y bosque alto andino.

Los dos tigrillos de ocho años de edad, permanecieron seis años en un proceso de recuperación para ser reintegrados a su hábitat, en el centro de Rehabilitación y Adaptación de Fauna, ubicado en el municipio de Guasca - Cundinamarca.

Allí se cumplió el protocolo procedente en este tipo de casos, como son valoración médica y posterior aislamiento en un recinto natural ubicado sobre los 2900 metros sobre el nivel del mar que contaba con una enorme roca y cuevas en el centro, así como vegetación con arbustos o pastos que les permitía refugiarse, camuflarse y alimentarse con especies vivas, proceso que se tomó su tiempo ya que permanecían con un estado de mansedumbre alto.

Sobre los antecedentes de los dos casos, durante el proceso se determinó que uno de los ejemplares fue entregado voluntariamente en mayo de 2009 por parte de una familia del municipio de Tenjo que lo había adquirido presuntamente como un gato pequeño y lo mantenía como mascota. Sin embargo, a medida que crecía el animal y empezó a atacar a los pollos de la finca, sus dueños decidieron entregarlo a la Autoridad Ambiental, llevándose la sorpresa de saber que se trataba de un tigrillo.

Por su parte, el segundo ejemplar fue entregado por una familia del municipio de Guatavita que lo encontró en una zona rural. De acuerdo con los testimonios, el animal había escapado luego que un grupo de personas cazara a su mamá tigrillo.

Luego de la liberación de los animales, el Director de la CAR y el Ministro de Ambiente visitaron la zona del páramo donde se ubican las cámaras utilizadas para monitorear la presencia de grandes especies como osos de anteojos y pumas, especialmente, que han sido identificados y grabados en este sector rural del municipio de Guatavita.

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, destacó el evento e hizo un llamado para que las personas tomen conciencia sobre lo que significa sacar del hábitat natural a estas especies. Según la CAR, durante el último año han logrado documentar con sus cámaras la presencia de 18 individuos de osos de anteojos, dos pumas y un venado, como principales especies mayores a las que se les ha venido haciendo seguimiento con cámaras – trampa en la zona de páramo.

“Con la comunidad de Monquentiva hemos realizando un trabajo que ya arroja resultados positivos, porque el proyecto contempla además de actividades de formación en cultura ambiental y de un corredor biológico para aves y otras especies en una parte de la ronda hídrica de los ríos de la vereda, un componente de fortalecimiento de la conservación comunitaria y participativa de los recursos naturales y del oso andino como especie sombrilla”, manifestó el Director de la CAR. 

Comparte:
X