3 Sep 2016 - 3:00 a. m.

Obama cuadruplicó el área de la mayor reserva protegida del planeta

Durante el Congreso Mundial de la Naturaleza que se lleva a cabo en Hawái, el presidente de Estados Unidos aplaudió la ampliación del santuario natural de Papahanaumokuakea que es clave para el equilibrio ambiental del planeta.

Redacción Medioambiente

Durante estos días tiene lugar en Hawái el Congreso Mundial de la Naturaleza, organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El evento, que se realzará hasta el 10 de septiembre, es considerado uno de lo más reconocidos en conservación, pues congrega a 9.000 participantes de más de 190 países. En el marco de ese evento el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, oriundo de Honolulu, su capital, visitó la reserva Papahanaumokuakea.

Este santuario natural es una nueva zona protegida que triplica el tamaño de España, alberga más de 7.000 especies marinas, entre ellas los animales más antiguos del planeta, llamados los corales negros, que pueden tener hasta 4.500 años, y se erige como un monumento clave para mantener el equilibrio ambiental del planeta.

La gran noticia es que el tamaño de la reserva se cuadruplicó hasta alcanzar los 1,5 millones de kilómetros cuadrados. Esa ampliación se hizo en tiempo récord, pues el 29 de enero de 2015, siete personalidades hawaianas le habían solicitado a Obama más protección para las aguas del noroeste. Luego, el 16 de junio de este año, el senador estadounidense Brian Schatz presentó una propuesta para ampliar el santuario natural que había sido establecido por George W. Bush hace 10 años. Finalmente, el 26 de agosto, Obama firmó la cuadruplicación de su tamaño.

“Quiero que dentro de 20 años, de 40, de 100, este sea un lugar al que la gente todavía pueda venir y ver cómo es un sitio que no ha sido destruido por los humanos”, dijo Obama.

“No sólo ha creado la mayor reserva del mundo. Obama también ha creado el mayor refugio climático”, celebró el geólogo Seth Horstmeyer, quien hace parte de una organización que defiende la reserva.

De hecho, este lugar es de tal relevancia ecológica que de las 7.000 especies marinas que viven en Papahanaumokuakea, una cuarta parte sólo existe en el santuario. Allí también se encuentran especies en peligro de extinción, como la tortuga verde, la foca monje hawaiana y el pato ánade de Laysan, el más amenazado del mundo, del que se cree que sólo quedan 500 ejemplares en la Tierra.

Temas relacionados

HawaiBarack Obama
Comparte:
X