ONU: “Mucha gente muere por el desarrollo”

Noticias destacadas de Ambiente

Se estima que la degradación ambiental y la contaminación causan hasta 234 veces más muertes prematuras que las que se producen en los conflictos cada año.

Esta fue una de las dramáticas conclusiones del informe Ambiente sano, personas sanas, presentado ayer durante la inauguración de la segunda Asamblea de las Naciones Unidas del Medio Ambiente.

El mensaje de Achim Steiner, director del Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, esta vez fue directo y sin eufemismos: “Nuestras economías matan a mucha gente en el nombre del desarrollo. Una de cada cuatro o cinco muertes prematuras son causadas por nosotros mismos. Es lo que se llama matanza o asesinato”.

El informe determinó que los impactos ambientales son responsables de la muerte de más de una cuarta parte de los niños menores de cinco años. Solo en 2012 ocurrieron un estimado de 12,6 millones de muertes debido al deterioro de las condiciones ambientales. Nada más y nada menos que el 23 % del total de las muertes.

La mayor proporción de las muertes atribuibles al medioambiente se encuentra en el sudeste de Asia y en el Pacífico occidental. África subsahariana se ubica en el tercer lugar y la región del Mediterráneo oriental en cuarto lugar. Siguen en orden descendente los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la región de las Américas. En último lugar figura Europa.

“Al disminuir la infraestructura ecológica de nuestro planeta y aumentar nuestra huella de contaminación, incurrimos en un costo cada vez mayor en términos de salud humana y bienestar. Desde la contaminación del aire y la exposición química, hasta la extracción de nuestra base de recursos naturales, hemos comprometido nuestros sistemas de soporte vital”, reflexionó Steiner.

Las causas de estas muertes se pueden atribuir a la contaminación del aire (7 millones anuales), falta de acceso a agua potable y saneamiento (842.000 muertes por diarreas), exposición a sustancias químicas (107.000 muertes por la exposición al asbesto y 654.000 por plomo) y desastres naturales (600.000 muertes en una década).

Comparte en redes:

Temas Relacionados

ONU