22 Aug 2015 - 3:19 a. m.

Pekín, poco apta para correr un Mundial

Desde hoy, Pekín será el foco del atletismo internacional por la celebración del Mundial de ese deporte, pese a que, las autoridades sanitarias han alertado que la intensa contaminación que caracteriza a la capital china la convierte en una ciudad poco apta para correr al aire libre.

Adrià Calatayud. EFE

El cielo azul que espera estos días a Usain Bolt, Mo Farah o Allyson Felix en la cita atlética del año, de hecho, no es el mismo que ven habitualmente los pequineses. Es el resultado de las restricciones a la actividad normal de la ciudad y las áreas a su alrededor impuestas por el Gobierno chino para que los deportistas puedan respirar sin riesgos.

“La calidad del aire ha mejorado en Pekín, pero aún hay un trecho por recorrer antes de que alcance los estándares internacionales seguros”, afirma el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China, Bernhard Schwartländer.

El representante de la OMS advierte que entre los riesgos que tiene la exposición a la contaminación atmosférica a largo plazo se encuentra la muerte prematura por enfermedades cardíacas, infecciones respiratorias o cáncer (particularmente de pulmón).

Consciente de los peligros para la salud que acarrea la contaminación, el Gobierno chino ha puesto en marcha en las últimas jornadas draconianas restricciones al tráfico, que obligan en la práctica a que sólo circule la mitad del parque móvil de la ciudad.

Pero no tienen tanta suerte como las grandes estrellas del deporte los miles de aficionados a correr que viven en Pekín. Antes de salir cada mañana a entrenar, comprueban los niveles de contaminación y deciden si podrán salir al aire libre o no. “La contaminación me afecta mucho. Antes de correr, compruebo cuánta contaminación hay y, si es mucha, no salgo”, dice un joven que se apellida Li y que se prepara para la Maratón de Pekín en septiembre.

Durante la última Maratón de Pekín, en octubre de 2014, se vivió una de las jornadas más decepcionantes de la historia del atletismo, cuando los altos niveles de contaminación mancharon las mascarillas de los atletas y el aire les provocó malestar general.

Comparte:
X