1 Jul 2015 - 3:45 a. m.

¿Por qué tantos incendios en Isla Salamanca?

Aunque algunas hipótesis apuntan a causas naturales por altas temperaturas, hay sospechas de que existen interesados en deteriorar el parque para proyectos agrícolas, ganaderos o de construcción de puertos y edificios.

Karen Tatiana Pardo Ibarra

Las nubes negras de humo que cubren el cielo de Barranquilla cada vez que se produce un incendio en la Vía Parque Isla de Salamanca, en el Magdalena, se han convertido en una situación común. Sólo en 2014 se presentaron doce incendios que arrasaron con 96 hectáreas del parque, poniendo en riesgo a 98 especies de invertebrados, nueve especies de anfibios, 35 especies de reptiles, 199 de aves, más de 140 de peces y cinco tipos de mangles característicos de la zona.

El último incendio, de los siete que van este año y que ya han destruido 120 hectáreas, ocurrió el pasado martes en cercanías del caño El Torno. Este episodio volvió a prender las alarmas sobre lo que ocurre en un área declarada sitio Ramsar de importancia mundial y Reserva del Hombre y la Biosfera por la Unesco. De acuerdo con el exministro de Medio Ambiente Manuel Rodríguez, detrás de todo esto hay “manos criminales de gente interesada en que la isla pierda su condición de reserva natural para así emplear esas tierras en ganadería, agricultura, construcción urbanística y de puertos sobre el río”.

La directora territorial de Parques Nacionales, Luz Elvira Angarita, asegura que hay intereses en modificar los límites del parque para hacer uso ilegal de los recursos naturales. De todos modos, dice, “no hay ninguna posibilidad” de que esto ocurra, pues todo se estipuló claramente.

Según ella, hay quienes quieren apoderarse de 2.000 hectáreas sobre la margen oriental del río Magdalena y hacer modificaciones en el Plan de Ordenamiento Territorial de los municipios de Ciénaga y Sitio Nuevo. “Ahora toca seguir vigilando el parque, pues al parecer siguen entrando personas que no viven ahí, a pescar, cazar y talar los mangles”.

En mayo de este año, el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, solicitó cerrar 6.000 de las 56.200 hectáreas de extensión que tiene la Vía Parque Isla Salamanca, además de aumentar la vigilancia con la Armada, Carabineros, guardabosques, y más de 150 familias que viven en la isla. El cierre se hizo sobre la parte occidental de la reserva, para que la gente no pudiera ingresar por los caños El Torno, Los Almendros, El Limón y la margen del río hasta Bocas de Ceniza, pero al parecer no se ha hecho el control como corresponde.

“Eso no es suficiente”, dice Rodríguez. “Se necesita hacer una investigación para saber cuáles incendios son por causas naturales y cuáles por manos criminales, para que así les pueda caer todo el peso de la ley a los culpables, pues esos actos son ilegales”.

Por su parte, Alfredo Martínez, director encargado de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), aseguró que dentro de dos semanas un dron empezará a sobrevolar el Parque Isla Salamanca con el fin de atender los incendios más rápido, encontrar a los responsables del daño ambiental e identificar los cuerpos de agua dulce más cercanos para controlar el fuego.

“El objetivo es que por lo menos una vez por semana el dron monitoree el área y nos permita saber qué actividades se están haciendo y quiénes las realizan. Esperamos que de esta manera la comunidad también se solidarice y nos brinde la información correspondiente para tener mejores resultados en las investigaciones”.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete