23 May 2015 - 2:31 a. m.

Primeros pagos por cuidar el río Bogotá

Por primera vez la Gobernación de Cundinamarca recompensó los esfuerzos y las estrategias de conservación ambiental que vienen implementando cerca de 16 familias dueñas de 200 hectáreas de áreas protegidas de diferentes municipios cercanos al río Bogotá.

César A. Rodríguez

Durante la pasada celebración del Día Mundial del Agua, la Gobernación le entregó a cada una entre $400.000 y $600.000 que fueron designados según la ubicación del predio y el impacto generado.
 
“Sacrificar una fanegada o dos fanegadas de campo para poder apoyar el plan que se está llevando a cabo es reconocer que todos deben colaborar con el medio ambiente”, dice Luis Alejandro Ahumada, uno de los beneficiarios.
 
La estrategia se desarrolla de la siguiente manera: las entidades territoriales y propietarios de predios adquieren compromisos para conservar sus ecosistemas y fuentes hídricas por medio de acciones como la reforestación, el desarrollo de actividades productivas sostenibles y mecanismos para evitar la tala de bosques. Esto permite mejorar el abastecimiento de agua en términos de oferta, calidad y regulación cuando el nivel de las aguas son bajos. También disminuye los costos de potabilización y genera ingresos a las familias a partir de actividades de conservación.
 
La entrega del primer pago se realizó a familias destacadas por conservar y proteger las hectáreas aledañas al lugar de nacimiento del río Bogotá, en el municipio de Villapinzón (Cundinamarca). Dichas familias fueron beneficiadas por tener predios con manantiales, afloramientos y humedales o porque sus zonas han sido poco o nada intervenidas.
 
Este pago fue posible gracias al decreto 953 de 2013 y al sector privado. Hasta ahora la Gobernación de Cundinamarca ha destinado cerca de $3.000 millones para la financiación de estos incentivos para el año 2015. Sin embargo, aún quedan pendientes la medición del impacto ambiental y social de la iniciativa y la correcta verificación de los pagos.

Comparte:
X