28 Jan 2021 - 1:00 p. m.

Proteger a los líderes ambientales, la labor que quieren impulsar los países europeos

Tras las amenazas que recibió Francisco Vera, el niño ambientalista, las embajadas de la U.E, Suecia, Francia y Noruega reiteraron su compromiso de trabajar por la protección de líderes del medioambiente en Colombia.

Redacción BIBO

“El mensaje de esperanza que les dejó es que no nos dé miedo la situación por la que está atravesando Colombia, que tal vez es similar a la de otras partes del mundo. Los invito a que siempre vayamos con valentía y con fuerza, juntos somos más y vamos a seguir adelante con esa defensa de la vida y con la protección para los líderes ambientales”, aseguró Francisco Javier Vera, quien a sus 11 años es el líder ambiental más joven del país, durante el foro “El medioambiente y quienes defienden sus derechos”, organizado por la Unión Europea. Esta fue la primera intervención de Francisco luego de recibir amenazas. (Lea: Países europeos rechazan agresiones contra líderes ambientales en Colombia)

El 16 de enero, por medio de su cuenta de Twitter, Francisco recibió un mensaje en el que lo amenazaron con desollarlo y hasta cortarle los dedos por “seguir hablando de ambientalismo y dignidad”. Su vida como activista ambiental inició cuando tenía seis años, un camino que emprendió en compañía de su tía Camila Manzanares, a quien acompañaba a las marchas y los distintos espacios políticos. Para marzo de 2016, Francisco conformó el movimiento “Guardianes por la vida”, una iniciativa que en la actualidad cuenta con miles de simpatizantes en Colombia, España, México y Argentina.

Ese mismo año, 2016, Francisco captó la atención del país cuando intervino en el Congreso para exigir a los legisladores una mayor conciencia ambiental, y desde ese entonces se convirtió en un referente para los niños que buscan proteger el medioambiente. Durante el foro, el embajador de Noruega en Colombia, John Petter Opdahl, aseguró que una de las claves para que los niños se interesen en proteger el medioambiente es enseñarles, desde las aulas, la educación ambiental. Una estrategia que ya se ha implementado en Noruega y que ha reflejado buenos resultados.

“No veo que en Colombia sea muy tarde para encontrar la necesidad de aprender sobre ambiente en las aulas con los niños. Es un poco vergonzoso que tú como adulto estés haciendo algo que no es bueno y que un niño lo sepa. Es una estrategia muy eficiente y hemos hecho esto por generaciones en Noruega”, añadió Opdahl. Esta misma iniciativa se viene desarrollando desde hace varios años en Suecia, en donde la conciencia ambiental es parte de la cultura. Ahora es líder en innovación en cuanto a soluciones sostenibles y ecológicas.

“Me parece muy prometedor que jóvenes como Francisco Vera expresen su compromiso y pongan presión sobre los adultos, la sociedad y los tomadores de decisiones. En Suecia lo vivimos, por ejemplo, con el tema del reciclaje. Los niños han sido los mejores profesores para los adultos a la hora de reciclar, y han sido una fuerza en la conciencia ambiental. Nosotros conocemos por experiencia que los niños inspiran transformación”, dijo en el foro la embajadora de Suecia en Colombia, Helena Storm. También destacó el papel que niños, como Greta Thunberg, cumplen en la protección del ambiente.

Al igual que Greta, Francisco se ha convertido en un ejemplo a seguir y ahora se destaca como un líder ambiental y defensor de derechos humanos. Sin embargo, su liderazgo también lo ha transformado en un constante blanco de críticas y burlas. Para protegerlo, su madre, Ana María, monitorea todo lo relacionado con las redes sociales. De hecho, ella fue quien se dio cuenta de las amenazas que estaba recibiendo Francisco, quien se suma a la interminable lista de líderes ambientales intimidados. Y pese a que no ha pasado ni un mes de este nuevo año, Francisco no es el primer líder ambiental amenazado. (Puede leer: La Unión Europea urge a Colombia a proteger líderes ambientales y sociales)

El 12 de enero Gonzalo Cardona Molina se convirtió en el primer líder ambiental asesinado este año en Colombia. Era guía ambiental, guardián del loro orejiamarillo, especie en peligro de extinción, y coordinador de la Reserva ProAves Loros Andinos, ubicada entre los departamentos de Tolima y Quindío. Y el 4 de diciembre se conoció el asesinato de Javier Francisco Parra, defensor de la Sierra de La Macarena y de caño Cristales, y quien trabajaba como coordinador regional de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial para La Macarena (Cormacarena).

Gonzalo y Francisco Parra forman parte de la dolorosa lista de líderes ambientales que son asesinados en Colombia. De acuerdo con el informe de la ONG Global Witness, publicado en 2019, el país ocupó el segundo lugar en número de asesinatos de líderes ambientales en el mundo, con 64 casos. Según la organización, el número de líderes asesinados en el país se duplicó con respecto a las cifras publicadas en 2018, cuando se registraron 24 asesinatos en el territorio nacional. Ante la amenaza constante, varios países europeos, encabezados por la Unión Europea, vienen adelantando una serie de estrategias. Estas son algunas:

La estrategia de Suecia para concientizar sobre la amenaza a líderes ambientales

Helena Storm, embajadora de Suecia en Colombia, explicó que están siguiendo “la preocupante situación de seguridad que viven los defensores de derechos humanos. Los defensores del medio ambiente hacen una labor para encontrar un buen balance entre los desafíos del desarrollo económico y los desafíos del medio ambiente; también para buscar soluciones sostenibles que aporten al desarrollo económico de Colombia”. Desde 2016, Suecia está fortaleciendo el trabajo de cooperación para el desarrollo sostenible y la construcción de paz en el tema del medio ambiente y la protección de la naturaleza.

Una de las labores que está realizando Suecia, ejecutada por la organización Diakonia, tiene como objetivo implementar la sentencia de la Corte Suprema sobre el río Atrato en el Chocó. “En conexión con los defensores del medio ambiente, Diakonia está trabajando con un proyecto para fortalecer el grupo de guardianes del río Atrato, que se establece en la sentencia y tiene el objetivo de proteger el río, su biodiversidad y garantizar los derechos fundamentales de las comunidades asentadas en la ribera, afectadas por la contaminación y degradación del río y su entorno”, comentó Storm, quien añadió que para cumplir esta labor es importante que el país genere y comparta la visión de proteger la naturaleza y el medio ambiente. “Una visión en la que los defensores del medio ambiente sean la voz constructora y los socios hacia la sostenibilidad, con un marco político claro que busque liderar la protección y la acción por el medio ambiente y el clima, y sea transversal a todas las decisiones que se tomen a escala nacional en otros temas y sectores”, sostuvo la embajadora.

Darles voz a los jóvenes, la estrategia de Francia

Para Michèle Ramis, embajadora de Francia en Colombia, el cambio climático y la protección del medioambiente y de la biodiversidad son preocupaciones globales de intereses para un número creciente de actores. “No solo es un asunto de Estados o de organizaciones internacionales, hay que contar con la acción de todos. Necesitamos Estados, organizaciones regionales, internacionales, ONG, defensores, empresas, ciudades, sociedad civil, colectividad territorial, ciudad y, por supuesto, a los líderes ambientales”. (Le puede interesar: Indignación por amenazas contra niño ambientalista de 11 años)

Ramis hace un llamado para animar a las generaciones jóvenes a encontrar soluciones al cambio climático y que se conviertan en los líderes del desarrollo de tecnologías que sean eficaces y sostenibles. “Colombia, por ser uno de los países que más biodiversidad tiene en el mundo, cumple un papel especial: la lucha contra la deforestación y el cambio climático, y forma parte de numerosos pactos, acuerdos y alianzas internacionales y regionales para el medioambiente”.

Impulsar las organizaciones ambientales, la tarea de Noruega

John Petter Opdahl, el embajador de Noruega en Colombia, contó que en Colombia están apoyando un número importante de organizaciones ambientales a través de la Iniciativa Internacional de Clima y Bosque del gobierno de Noruega, y varios de esos proyectos tienen un enfoque de protección y de fortalecimiento de las estructuras internas de las organizaciones y de las redes.

“Este año tenemos como meta establecer un nuevo mecanismo de protección de líderes ambientales y de defensores de territorio, enfocando el mecanismo en medidas de autoprotección y concentrándonos en algunas zonas del país donde hay muchos casos de asesinatos y de amenazas contra estos grupos de líderes”, añadió Opdahl.

Entre las otras tareas que adelantará la embajada está establecer un fondo de pequeñas donaciones para ONG ambientales y organizaciones étnicas y campesinas, un fondo en el que uno de los ejes principales sería la protección de líderes.

La protección del medioambiente: un compromiso que compartimos: Patricia Llombart

Tras año y medio de iniciar la campaña #DefendamosLaVida, la Unión Europea y sus Estados miembros en Colombia, más Suiza y Noruega, mantenemos más vivo que nunca nuestro compromiso de respaldar y proteger a las y los defensores de derechos humanos. Partimos de cuatro reflexiones.

La primera, comprender que quienes defienden los derechos fundamentales se enfrentan día a día a muchos riesgos provenientes de intereses ilegales en sus regiones, para los cuales estos hombres y mujeres constituyen un obstáculo. La segunda, que nuestra propia experiencia nos ha demostrado lo constructivas y necesarias que son las y los defensores para la consolidación de la democracia. La tercera es que tenemos un compromiso firme con la construcción de paz en Colombia, desde hace mucho tiempo, que seguimos ratificando y fortaleciendo año tras año. Por último, que las y los líderes sociales merecen ser apoyados y honrados, no solo para que tengan un entorno seguro y reciban apoyo en su trabajo, sino para reconocer su importancia y valor como pilares indispensables en una democracia.

La Unión Europea adoptó recientemente su nuevo Plan de Acción para los Derechos Humanos y la Democracia, que establece una hoja de ruta para nuestra acción dentro de la Unión y con nuestros socios en el exterior en un panorama temporal que nos proyecta a 2024. Este plan prioriza la protección medioambiental en todos los aspectos de la acción de la Unión Europea, destacando la relación entre medioambiente y derechos humanos, y reconociendo el papel fundamental de defensores y defensoras en este terreno. (Puede leer: Comenzó la cuenta regresiva para la entrada en vigencia del Acuerdo de Escazú)

Bajo este impulso, el pasado 20 de enero tuvimos una oportunidad de lujo para abordar la relación entre derechos humanos y medioambiente, mediante una conversación entre embajadas europeas y defensores colombianos. Contamos con la visión de los embajadores de Suecia, Francia y Noruega junto con representantes del Colectivo de Guardaparques, del resguardo indígena Cañamomo-Lomaprieta, en Caldas, del caso del río Anchicayá, de la Organización Indígena de Antioquia, y de Francisco Vera, el joven ambientalista colombiano. Conocer y resaltar los alcances del trabajo de líderes y defensores de derechos humanos es también una forma de protegerlos combatiendo la estigmatización, que tanto daño les ha hecho.

Ese foro nos permitió también dar a conocer el Pacto Verde Europeo, la estrategia de la Unión Europea para transformarnos en una región climáticamente neutra en 2050. Se trata de una estrategia de crecimiento sostenible, centrada en el uso de tecnologías verdes y en el respeto por la naturaleza, para mejorar el bienestar de las personas y proteger al planeta. El Pacto Verde Europeo no se limita al medioambiente, va hasta el corazón de la democracia, promoviendo la transparencia en las decisiones, la participación y la responsabilidad de la ciudadanía en el funcionamiento de una sociedad sostenible.

Este diálogo constructivo entre europeos y colombianos nos permite aprender unos de otros, compartir nuestras experiencias y nutrir nuestros esfuerzos por construir democracias que garanticen nuestro derecho a un desarrollo sostenible, a la vida, a los derechos humanos y a un ambiente limpio. Con Colombia, su gobierno, sus ciudadanos y sus líderes y lideresas, debemos alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible y del Acuerdo de París. Porque juntos seremos más fuertes. Todos juntos #DefendamosLaVida.

Comparte:
X