4 Sep 2020 - 12:38 a. m.

Récord de emisiones de CO2 en el Ártico por incendios forestales

En un informe, científicos del Servicio de Monitorización de la Atmósfera de Copérnico (CAMS) revelaron que del 1 de enero al 31 de agosto de 2020 las emisiones estimadas de CO2 en el Círculo Polar Ártico fueron de 244 megatoneladas, frente a 181 megatoneladas para todo 2019.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Las emisiones de CO2 producidas en 2020 por los incendios del Círculo Polar Ártico aumentaron un poco más de un tercio en comparación con 2019, registrando un lamentable récord para este región. Así lo confirmó un estudio realizado por científicos del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS). (Lea: “Incendios forestales en 2020 podrían ser peores que los de hace un año″, WWF)

Según el equipo de investigación de Copernicus, desde el 1 de enero hasta el 31 de agosto de 2020 estas emisiones fueron de 244 megatoneladas, mientras que en 2019 la cifra fue de 181 megatoneladas. La mayor cantidad de focos de incendios se registraron en la República de Sakha (Rusia), en donde aumentaron las emisiones de CO2 de 208 megatoneladas en 2019 a 395 megatoneladas en 2020.

Los datos del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS) mostraron que mientras que el pico de la temporada de incendios del Ártico fue en julio y a principios de agosto, en la República de Sakha y Chukotka la intensidad diaria se registró a mediados de agosto. Además, entre junio y agosto, los incendios en el Distrito Federal Oriental de Rusia emitieron cerca de 540 megatoneladas de CO2, lo que supera las emisiones más altas que fueron registradas en 2003.

En los últimos 10.000 años no se había registra en el Ártico un número tan alto de incendios forestales extremos. Peter Winsor, director del Programa Ártico de WWF, contó que “la combinación de incendios forestales y deshielo del permafrost puede causar pérdidas de vidas, deslizamientos de tierra, inundaciones y erosión costera, situaciones que amenazan a las comunidades, la infraestructura y la vida silvestre del Ártico”. (Puede leer: Satélites de Copernicus detectan incendios en el Ártico que podrían intensificarse)

Aunque hasta la fecha no se conoce con exactitud las causas de los incendios, algunas autoridades ambientales explican que las conflagraciones del comienzo de la temporada, llamados ‘incendios zombis’, están relacionadas con unos focos de calor que arden bajo tierra durante los meses de invierno.

Durante años, estos incendios pueden arder bajo la tierra y, durante ese proceso, descongelan el permafrost, que es la parte profunda y permanentemente helada del suelo en las regiones frías. Cuando se da ese proceso, añadió Winsor, se liberan enormes cantidades de carbono a la atmósfera, creando circuitos de retroalimentación que tienen como resultado un calentamiento acelerado y más permafrost descongelando.

Mark Parrington, científico principal y experto en incendios forestales de la CAMS, aseguró que “además de que los incendios ya han batido el récord de 2019 en términos de escala e intensidad, los datos climáticos proporcionados por Copernicus han permitido saber que las condiciones más cálidas y secas han prevalecido este verano”. Con estos datos, los científicos también podrán comprender el impacto de estos incendios sobre la atmósfera y especialmente sobre la calidad del aire. (Lea también: Incendios forestales en el Ártico, otra alerta mundial)

Para algunos líderes y expertos en clima de organizaciones ambientales, los compromisos adquiridos por los gobiernos no han sido suficientes para atender el nivel de emergencia por las consecuencias del cambio climático al que se enfrenta el mundo. Manuel Pulgar-Vidal, Líder Global de Clima y Energía en WWF, explicó que “los compromisos actuales son completamente inadecuados y podrían conducir a un Ártico que sea 10 ° C más cálido de lo que es hoy. Es por eso que pedimos a los gobiernos que presenten ambiciosos planes climáticos nacionales y objetivos de emisiones a la ONU, este año, en línea con el Acuerdo de París”.

Comparte:
X