26 Aug 2020 - 12:13 p. m.

Reino Unido busca prohibir los productos de la deforestación ilegal

“Existe un vínculo muy importante entre los productos que compramos y su huella medioambiental”, afirmó el secretario de Estado de Medioambiente Internacional, Lord Goldsmith.

Agencia AFP

Agencia AFP

El gobierno británico publicará este martes un proyecto de ley para suprimir los productos surgidos de la deforestación ilegal de las cadenas de suministro de sus grandes empresas, que ya desató críticas de los ecologistas para quienes resulta "seriamente defectuoso".

"Existe un vínculo muy importante entre los productos que compramos y su huella medioambiental", afirmó el secretario de Estado de Medioambiente Internacional, Lord Goldsmith, al anunciar el proyecto.

Este busca "ilegalizar el uso por las empresas del Reino Unido de productos que no se cultiven de acuerdo con las leyes locales" para combatir la deforestación ilegal y proteger las selvas, precisó el departamento de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales en un comunicado.

El texto estará abierto a una consulta de seis semanas que "recabará las opiniones de los implicados británicos e internacionales, y tendrán en cuenta posibles repercusiones en las empresas y otros intereses".

El proyecto prevé multas aún por determinar para las empresas que incumpliesen la nueva normativa.

Esta iniciativa se inscribe en las medidas propuestas por el Reino Unido antes de la celebración de la COP26 en Glasgow, inicialmente prevista para este noviembre pero pospuesta a 2021 debido a la pandemia de coronavirus.

El proyecto desató sin embargo críticas inmediatas de la oenegé ecologista Greenpeace, que lo calificó de "seriamente defectuoso" por cernirse a las legislaciones de los países productores.

"Todos hemos visto la forma en que el presidente (brasileño Jair) Bolsonaro ha defendido la expansión de la agricultura en Brasil a expensas de la selva amazónica", denunció Elena Polisano, de Greenpeace UK.

E instó a grandes cadenas británicas de supermercados como "Tesco, que vende más carne y productos lácteos y por lo tanto utiliza más soja para la alimentación animal que cualquier otro minorista del Reino Unido" a "eliminar inmediatamente a los destructores de bosques de su cadena de suministro".

Los principales supermercados británicos, Tesco incluido, habían amenazado en mayo con boicotear los productos de Brasil ante su inquietud por un proyecto de ley respaldado por Bolsonaro para legalizar asentamientos informales en tierras del estado federal propiciando una mayor deforestación de la Amazonía.

Según la embajada brasileña en Londres, Brasil es el 15º mayor exportador al Reino Unido, con oro y otros minerales, soja, madera, carne y café como principales productos. 

En una carta entregada al gobierno británico en febrero, el líder yanomami Davi Kopenawa -conocido como el Dalai Lama amazónico- pidió al primer ministro británico Boris Johnson y otros dirigentes europeos que no acepten en sus países el oro y otros productos que los indígenas responsabilizan de la destrucción de sus tierras.

Comparte:
X