Publicidad
3 Oct 2021 - 10:35 p. m.

Terminó la Feria Internacional de Medio Ambiente que se realizaba en Bogotá

Desde críticas por una inauguración sin mujeres hasta varias donaciones para trabajar por la sostenibilidad de Colombia. Un balance del FIMA2021.
La FIMA empezó el 29 de septiembre y terminó el 2 de octubre.
La FIMA empezó el 29 de septiembre y terminó el 2 de octubre.
Foto: Min

Desde el pasado miércoles 29 de septiembre hasta ayer, 2 de octubre, el centro Corferias, en Bogotá, albergó la Feria Internacional del Medio Ambiente, más conocida como FIMA2021. El evento buscaba divulgar proyectos ambientales de alto impacto, desde iniciativas tanto locales como internacionales, razón por la que participaron más de 150 expositores y la Unión Europea fue el invitado de honor.

El inicio de la FIMA fue amargo, pues en la ceremonia de inauguración solo participaron hombres, levantando críticas por no reconocer la importancia de las mujeres, así como de comunidades campesinas, indígenas y afro, en la lucha ambiental. “Suponemos que este ‘manel’ es producto de la falta de conocimiento de quienes lo organizaron, sobre el papel central que jugamos las mujeres, las personas con otras identidades de género, las personas de otras edades, otras etnias y otros contextos culturales diferentes a los de ‘saco y corbata’. Múltiples han sido los llamados de atención por parte de  mujeres y otros grupos poblacionales sobre la ausencia de nuestra participación en los altos cargos de gobierno y en el sector ambiental, exigencia que una vez más nos vemos obligadas a recalcar”, escribieron en una carta más de 100 mujeres.

Como respuesta a esta declaración, los organizadores de la FIMA también emitieron un comunicado reconociendo que la inauguración no reflejó diversidad. “No se contó con una mesa principal que reflejara la realidad de la diversidad de todos los actores que hacen parte de la feria y de los liderazgos involucrados en el cuidado y protección del medio ambiente”.

Sin embargo, durante la Feria, también se dieron varias iniciativas, donaciones y llamadas de alerta sobre la ruta que deberá seguir Colombia si quiere cumplir la meta, que puso el ministro de Ambiente Carlos Correa, de lograr reducir el 51% de emisiones para 2030.

Nueve organizaciones que trabajan en la amazonia colombiana, por ejemplo, lanzaron un informe sobre la crisis que vive esta región, no solo ambiental, sino en derechos humanos. Además de presentar una de las tasas más altas de deforestación, operaciones militares como Artemisa, que paradójicamente buscan enfrentar esta problemática, han aumentado la inseguridad y violencia a campesinos y personas que habitan la región.

Otro de los capítulos importantes que se dio durante el evento fueron las donaciones destinadas a proyectos para enfrentar el cambio climático y mitigar los problemas ambientales. Los gobiernos de Alemania, Noruega y Reino Unido, por ejemplo, hicieron oficial la donación de 33.5 millones de dólares a Colombia que deberán ir directamente al Colombia Sostenible y el Programa Visión Amazonía, enfocado en disminuir las tasas de deforestación en esta región.

Además, la Unión Europea, protocolizó el pago de 20 millones de euros (unos 90.000 millones de pesos) al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural por el cumplimiento del 100 % de las metas previstas en temas de desarrollo rural.

En cuanto a las alianzas que se dieron en el evento, está la del Pacto para la conservación de archipiélagos del Caribe colombiano, anunciado entre la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), la Agencia Nacional de Tierras de Colombia y la Fundación Malpelo.

También, el ministro Correa y la representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Sara Ferrer, lanzaron un acuerdo de financiación para fortalecer 721 negocios verdes en Colombia, que permitirá aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros que faciliten el fortalecimiento de estos.

Síguenos en Google Noticias