23 Jul 2018 - 3:25 p. m.

Trump ahora contra las especies en peligro de extinción

Destruir una ley en vigencia desde hace 45 años en Estados Unidos para proteger la vida silvestre es el nuevo capricho de la Casa Blanca.

Redacción Vivir

Se conoce como La Ley de Especies en Peligro. Fue aprobada hace 45 años en Estados Unidos, bajo el mandato de Richard Nixon, con la esperanza de proteger a las especies más frágiles bloqueando actividades como la ganadería, la tala y la extracción de petróleo en determinados hábitats. Cambiarla o destruirla es el nuevo objetivo de legisladores republicanos, la Casa Blanca y grupos de lobby.

“En las últimas dos semanas, más de dos docenas de legislaciones, iniciativas políticas y enmiendas diseñadas para debilitar la ley han sido presentadas o votadas en el Congreso o propuestas por la administración Trump”, advierte el periódico The New York Times y calificó la situación como algo nunca visto en décadas.

Según el periódico norteamericano las acciones incluyeron un proyecto de ley para eliminar las protecciones del lobo gris en Wyoming y en el oeste de los Grandes Lagos; otro para restringir la protección del urogallo de las artemisas o gallo de salvia, un ave del tamaño de una gallina que habita en el oeste en zonas petroleras; y otra más para eliminar de la lista en peligro de extinción al escarabajo enterrador estadounidense, un insecto que ha sido durante mucho tiempo la ruina de las compañías petroleras que desean perforar en la tierra donde vive.

Lobbistas de empresas mineras, petroleras y de gestión del agua están detrás de las iniciativas. Y cuentan con el respaldo de Trump y la Casa Blanca que ya dieron a conocer su interés en revisar la Ley de Especies en Peligro. De hecho el Departamento del Interior y el Departamento de Comercio propusieron cambios fundamentales a la ley que  incluyen una disposición que por primera vez podría permitir que se tengan en cuenta las consecuencias económicas de proteger las plantas o los animales a la hora de decidir si se enfrentan o no a la extinción.

“La miríada de propuestas refleja una lista de deseos reunida durante décadas por compañías de petróleo y gas, libertarios y rancheros en los estados occidentales, que desde hace mucho tiempo intentaron reformar la ley, argumentando que representa una costosa incursión de regulaciones federales sobre sus tierras y sus medios de subsistencia. Hasta ahora, esos esfuerzos han fracasado en gran medida, incluso durante los períodos en que los republicanos controlaban tanto la Casa Blanca como el Congreso”, apuntó el periódico estadounidense.

"Las últimas semanas he visto el conjunto más coordinado de ataques al Acta de Especies en Peligro que he enfrentado desde que llegué a Washington. Esta es una prueba crucial", dijo al periódico el representante Raúl Grijalva de Arizona, el demócrata de mayor rango en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara.

 

Comparte:
X