1 Jul 2015 - 5:07 a. m.

Un duelo entre conservación y progreso en el pulmón verde de Bangkok

La venta del terreno a los inversores para la construcción de hoteles o bloques de viviendas ha agitado el debate entre los vecinos de Bang Kachao.

EFE

 Los vecinos de Bang Kachao, el pulmón verde de Bangkok, se debaten entre la conservación de este espacio protegido y la venta del terreno a los inversores para la construcción de hoteles o bloques de viviendas.

En la provincia de Samut Prakan, al otro lado del río Chao Phraya, se encuentran Bang Kachao, que es bien conocido por el ecoturismo, la agricultura sostenible y ser la mayor zona verde cercana a la capital de Tailandia.

El problema principal de los vecinos del distrito de Bang Kachao, conocido como "el estómago de cerdo" por su curiosa silueta, es la basura que baja por el río y los canales.

La contaminación ha afectado negativamente a los terrenos y las cosechas de algunos habitantes del distrito, que ante las pérdidas económicas quieren vender sus terrenos.

Otros vecinos también solicitan un cambio de la ley de conservación porque quieren construir viviendas mayores, mientras que los inversores tienen la intención de levantar hoteles y otras infraestructuras.

"Lo que merece ser discutido no es solamente la venta del terreno, sino el motivo principal de la venta: la 'calidad' del pulmón", señala a Efe Jakapan Truatmoraka , un profesor de universidad y miembro de la ONG Rak Kung Bang Kachao ("Conservar Bang Kachao", en tailandés).

Un 10 por ciento del distrito, una península separada del resto de la provincia por un canal artificial, es zona protegida de propiedad estatal, mientras que el 90 por ciento restante está en manos privadas, aunque con limitaciones legales para construir.

En cuanto a la contaminación, el problema no es solo la basura, sino que el aumento del nivel del mar ha provocado la entrada de agua salada en los canales, lo que perjudica las cosechas de los aldeanos.

Keng, un residente en el área, apunta a Efe que el gobierno trata de promocionar la reforestación y ha comprador algunos terrenos en los que permite a los lugareños cultivar árboles y criar peces para conservar el lugar y crear trabajos.

No obstante, debido a la contaminación y la caída de los ingresos, algunas parcelas terminan siendo abandonadas.

Un funcionario de la administración local lamentó la falta de presupuesto para acometer políticas de conservación y apeló a la sabiduría local para resolver el problema de la contaminación.

Jakapan explica que no todos los lugareños conocen los problemas de la calidad del pulmón, por lo que el papel del ONG es concienciarles para que empiecen a cuidar del distrito.

"Algunos residentes que venden terrenos consideran que no obtienen ningún beneficio de cuidar su terreno. La gente de fuera no quiere que lo vendan. ¿Pero por qué deben mantenerlo por el bien de los otros mientras que ellos mismos no están contentos con sus condiciones de vida?", afirma el responsable de la ONG.

"Para solucionar -apostilla- este problema, tenemos que establecer un equilibrio entre los deseos de los residentes y la conservación".

El profesor asegura que su organización tiene tres objetivos: establecer la conciencia del valor del área, crear una economía en que los vecinos generan ingresos al tiempo que conserven el entorno y, finalmente, pasar la conciencia a la nueva generación.

"Para cumplir los objetivos, necesitamos la colaboración de cinco colectivos: los académicos, los colegios, ONG y tanto el sector público como el sector privado. Lo que intentamos crear es el conocimiento del valor de la zona verde y la participación de los lugareños para realizar el cambio", añade.

Mong, un lugareño y miembro de la ONG Rak Nam Rak Klong ("Conservar el agua, Conservar los canales", en tailandés), una de las organizaciones que integran Rak Kung Bang Kachao, asevera que la conservación del pulmón verde de Bangkok es un asunto que atañe tanto a los locales como a los de fuera.

"Apoyamos -subraya- también la participación de la gente fuera de Bang Kachao a través de varias actividades como la recogida de basuras y el aprendizaje de la contaminación del agua. Todo sirve para mostrar a los lugareños que, a pesar de que no vive en el área, la gente ayuda a conservarlo. Así también debemos colaborar en conservarlo".

Temas relacionados

Bangkok
Comparte:
X