6 Nov 2014 - 12:16 p. m.

Una mano a las especies en peligro de extinción

Caracol Televisión premió seis proyectos que ofrecen una segunda oportunidad de vida a animales emblemáticos de Colombia.

Redacción Vivir

- La danta de la Sierra

En el ‘Libro rojo de mamíferos de Colombia’, la danta quedó categorizada en “peligro crítico a la extinción”. La caza y la deforestación del bosque primario casi arrasaron con estos animales de hasta 300 kilos.

Ante este panorama, un grupo de indígenas, algunos campesinos, la Fundación Nativa y Corpoguajira decidieron trabajar juntos para salvarla de la desaparición. El trabajo ha sido en varios frentes: consolidar tres reservas privadas donde se pueda reproducir, crear un sistema de monitoreo e implementar un proyecto educativo para que los habitantes de la Sierra Nevada de Santa Marta se comprometan a protegerla.

- Titís cabeciblancos

La caza del tití cabeciblanco para estudios biomédicos y para su tenencia como mascota, así como la extensiva deforestación de su hábitat, han sido las causas de la disminución de las poblaciones silvestres de este primate considerado la especie bandera de los bosques secos tropicales del Caribe colombiano. Desde hace 27 años, la Fundación Proyecto Tití implementó un programa integral de conservación que incluye investigación científica, protección de bosques, educación en las escuelas y proyectos de generación de ingresos alternativos sostenibles para reducir el uso y la explotación de los recursos del bosque.

- Manatíes costeños

El Proyecto Manatíes, en la zona de Córdoba, busca proteger la especie ‘Trichechus manatus’, más conocido como manatí antillano o manatí del Caribe. Para lograrlo, la Fundación Omacha investiga desde hace 11 años dónde están los manatíes, qué comen, hacía dónde se mueven y sus procesos reproductivos. El trabajo científico ha sido respaldado con programas de educación ambiental con niños, quienes de esta manera heredan la tarea de conservar esta especie emblemática.

- Tortugas a salvo

Para evitar la extinción de las tortugas de río en la cuenca baja del río Sinú, la Comunidad de Caño Viejo y la Comunidad de Cotocá Arriba trabajan desde 2006 muy de cerca con los cazadores de esta especie cuya carne y huevos son muy apetecidos. Desde entonces vigilan y monitorean nueve playas naturales de anidación, además de incrementar la oferta de sitios de postura mediante la construcción de seis playas artificiales. Estas acciones han permitido más de 250 posturas con un éxito de eclosión por encima del 80%.

- Caimanes, por siempre

En San Antero, Córdoba, se creó hace 10 años el proyecto de conservación del ‘Crocodylus acutus’ por comunidades locales en la bahía de Cispata. El objetivo de Asocaimán, con el apoyo de la corporación autónoma regional, es lograr la comercialización directa de este codiciado animal (huevos, piel, carne y animales), pero con base en los principios técnicos del uso sostenible. Con un manejo adecuado, los habitantes de la zona quieren mantener vitales las poblaciones de caimanes y al tiempo obtener el sustento para sus comunidades.

- Blindando el cerro El Inglés

En 1996, algunos habitantes de la serranía de los Paraguas, en el Valle del Cauca, se reunieron para comprender y proteger uno de los lugares más biodiversos de este departamento. Al descubrir que el cerro El Inglés era la zona de mayor riqueza en especies, pero a la vez la más amenazada por la rápida expansión de la frontera agrícola, la explotación maderera y la cacería, los fundadores de la Corporación Serraniagua decidieron iniciar una campaña que bautizaron “Salvemos el cerro El Inglés”. Con los fondos recaudados compraron una porción de este terreno y conformaron una reserva natural de la sociedad civil.

Temas relacionados

Caracol televisión
Comparte:
X