23 May 2014 - 3:00 a. m.

Vía libre para explotar Yasuní

La empresa estatal ecuatoriana Petroamazonas recibió el aval para extraer petróleo en la reserva natural.

Con información de AFP

El Ministerio del Ambiente de Ecuador concedió el jueves la licencia para que una de las petroleras estatales extraiga crudo en el parque amazónico Yasuní, reserva mundial de la biosfera, a lo cual se oponen grupos de ecologistas e indígenas.

“El día de hoy está firmada la licencia para el desarrollo y producción” de los campos Tiputini y Tambococha, dijo la ministra del Ambiente, Lorena Tapia, al canal estatal Gama TV. Esos campos, junto con el Ishpingo, integran el denominado bloque ITT, que tiene reservas probadas de 920 millones de barriles de crudo y está a cargo de la empresa estatal ecuatoriana Petroamazonas.

El Tiputini, al igual que el Ishpingo, está dentro del Yasuní, y el Tambococha fuera, señaló la funcionaria. “Una vez firmado el documento habilitante por parte de la autoridad ambiental, Petroamazonas EP podrá iniciar las actividades preparatorias, como la instalación de campamentos y la apertura de accesos”, señaló la cartera en un comunicado.

Agregó que “está previsto que hasta marzo de 2016 se obtenga el primer barril de petróleo del campo Tiputini”. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en el poder desde 2007, pretendía evitar la explotación del ITT como medida para contrarrestar el calentamiento global, a cambio de una compensación internacional de US$3.600 millones que no se concretó, por lo que el año pasado decidió hacerlo. “Ya no podemos hacer más de lo que hemos hecho. Nosotros tenemos derecho a vender nuestro petróleo y los consumidores son los que van a quemar ese petróleo”, expresó el mandatario a la prensa hace dos semanas.

Ambientalistas e indígenas fracasaron en su intento de frenar mediante un referendo la producción petrolera en Yasuní, de un millón de hectáreas, ubicado a 300 km de Quito y que alberga etnias nómadas. El 8 de mayo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) desaprobó el plan ecologista al avalar un informe técnico y jurídico sobre el proceso de verificación de firmas presentadas por el colectivo Yasunidos, que buscaba sacar adelante el referendo. Yasunidos, que sostiene haber entregado unas 756.000 firmas, incumplió con el mínimo exigido de 583.300 (5% del electorado) para llevar el tema a las urnas, como establece la ley, dado que el CNE sólo avaló 359.300 firmas del total entregado.

El Congreso acogió en octubre el proyecto gubernamental, que promete un mínimo impacto ambiental y asegura que los millonarios recursos de la extracción serán utilizados para erradicar la pobreza en Ecuador, que en 2013 afectaba a 23,7% de la población de casi 16 millones de habitantes.

Temas relacionados

ambientalistas
Comparte:
X