14 Jun 2015 - 2:00 a. m.

Vida salvaje con otros ojos

Snapshot Serengeti, es un proyecto de ciencia ciudadana que mapeó el este de África a partir de millones de imágenes capturadas por 225 cámaras trampa. Cualquier usuario puede clasificar con un click las especies más esquivas de esta región del mundo.

María Paulina Baena Jaramillo

Las cámaras trampa se convirtieron en el mejor espía de la vida salvaje del planeta. Desde hace más de 20 años, este artefacto revolucionó la ecología y la conservación de la fauna. De ellas ha dependido, en parte, la descentralización de la ciencia que es cada vez más un ejercicio de los ciudadanos.

Históricamente, las cámaras trampa han sido utilizadas para documentar especies raras en áreas protegidas y poco estudiadas, o para determinar la densidad de ciertas poblaciones de animales. Pero el objetivo del proyecto Snapshot Serengeti, iba más allá que un conteo de especies que hacían los expertos e involucraba a cualquier persona, que sin un conocimiento científico, pudiera elegir el color del animal, el patrón de su pelaje (si tiene manchas, rayas o es de un tono monocromático), el tipo de cuernos que lleva, la forma de su cola y su semblanza (grande, pequeño o mediano).

Las fotos fueron tomadas en el Parque Nacional Serengeti, ubicado entre Kenia y Tanzania, en el este de África, con una extensión de 25.000 kilómetros cuadrados donde predominan las especies más salvajes del planeta. En el Serengeti, por ejemplo, transita la migración de 1,6 millones de ñus y cebras que siguen las lluvias estacionales buscando las llanuras ricas en nutrientes.

Entonces, 225 cámaras trampa fueron instaladas por un grupo de investigadores de diferentes universidades estadounidenses en un área de 1.125 kilómetros cuadrados. Así, desde tres años fueron capturadas 1,2 millones de imágenes que vienen a menudo como una secuencia de tres fotografías que los usuarios clasifican con algunos clicks en la plataforma web www.snapshotserengeti.org, creada con el apoyo de El Zooniverse (www.zooniverse.org ), el portal de ciencia ciudadana más popular del mundo.

Ya van más de 28.000 usuarios registrados que han contribuido a catalogar a 10,8 millones de fotos. Los voluntarios identificaron 48 grupos de especies que sirven como una ventana que nunca se había abierto antes para investigar y entender la dinámica de múltiples especies en un ecosistema intacto. Además, la iniciativa da cuenta del espacio y tiempo en donde habitan los grandes depredadores y sus presas.

Desde la década de los años sesenta el Proyecto León Serengeti había monitoreado las cifras de las poblaciones de leones y el Instituto de Investigación de Vida Silvestre de Tanzania (TAWIRI) había estudiado los principales números de herbívoros a través de sobrevuelos y fotografías aéreas.

Pero Snapshot Serengeti es, sin duda, el proyecto más ambicioso de ciencia ciudadana, un monitoreo histórico que proporciona los primeros datos sistemáticos, continuos y longevos de depredadores, presas y comportamientos del día y noche de estos mamíferos majestuosos.

 

 

mbaena@elespectador.com

Temas relacionados

África
Comparte:
X