31 Oct 2019 - 9:33 p. m.

270 animales silvestres incautados en Bogotá fueron devueltos a su hábitat natural

Antes de su liberación, estos animales recibieron un adecuado proceso de rehabilitación tras ser incautados en parte de las principales terminales terrestres de la capital.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

257 reptiles, 12 aves y 1 anfibio tardaron varios meses en superar los respectivos procesos de recuperación y rehabilitación para volver a su hábitat natural. / Pixabay
257 reptiles, 12 aves y 1 anfibio tardaron varios meses en superar los respectivos procesos de recuperación y rehabilitación para volver a su hábitat natural. / Pixabay

El tráfico de fauna silvestre es una realidad que combate la Policía en Bogotá. Uno de los casos más recientes obedece a la incautación de 100 pericos bronceados que llegaron camuflados en unas cajas de cartón, las cuales se encontraban encima de un tanque de gasolina, a la terminal de transporte de El Salitre, y la del Sur.

Así ha pasado también con tortugas y monos, entre otras especies. Posterior a su incautación, estos animales reciben la atención que brindan los profesionales de la Secretaría Distrital de Ambiente, que consiste en proceso de rehabilitación para devolverlos a sus hábitats naturales. 

Esta mañana la autoridad ambiental en Bogotá comunicó el retorno de 270 animales silvestres que volvieron a su ‘hogar’ en el departamento del Meta.

“Después de superar los respectivos procesos de recuperación y rehabilitación, la Alcaldía de Bogotá liberó 270 animales silvestres en la Reserva Natural Parque Avestruz del municipio de Puerto López - Meta. La actividad contó con el acompañamiento de Cormacarena y el apoyo de la Policía Ambiental y Ecológica”, comunicó la Secretaría de Ambiente. 

En suma, este grupo de animales estaba compuesto por 257 reptiles, 12 aves y un anfibio. Estos tardaron meses para alcanzar su recuperación y rehabilitación por el nivel de afectación que sufrieron al ser extraídos de sus ecosistemas. Entre estos figuran pericos carisucios, turpiales reales, sapo de caña, boas arco iris, culebras ojos de gato y tortugas morrocoy, terecay, matamata y galápago llanera.

Muchos de estos llegan a las terminales de Bogotá para ser conducidos a diversas partes del país con fines comerciales.

La secretaría informó que más de 7.500 animales silvestres han sido rehabilitados y devueltos a sus hábitats naturales en 12 departamentos de Colombia.

Hay que destacar que la tenencia, extracción y venta de fauna es un delito ambiental que puede acarrear multas de hasta $3.600 millones, según lo establecido en la Ley 1333 de 2009. De igual forma, los responsables pueden recibir penas de hasta 108 meses de prisión. 

La alcaldía de Bogotá comunicó que seguirá intensificando los operativos de control en contra de este comercio ilegal.

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.