Bogotá

13 Mar 2013 - 4:44 p. m.

95 Emberas desplazados en Bogotá retornan a su territorio

Cerca de 970 millones de pesos invirtió la Administración Distrital en la construcción de viviendas para el retorno de estas familias.

El Espectador

Más de $969 millones invirtió la Administración Distrital en la construcción de malokas (viviendas) para la reubicación y retorno de 95 familias pertenecientes a la comunidad Embera Chami y Katío que llegaron a Bogotá hace varios años producto del desplazamiento forzoso.

Gracias a una alianza entre la Secretaría del Hábitat, la Alta Consejería para las Víctimas, el Banco Agrario y la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas estas familias serán reubicadas en los municipios de Mistrato y Pueblo Rico en Risaralda.

“Desde la Administración Distrital queremos garantizar los derechos a las víctimas del conflicto armado, propiciar su inclusión económica, social y política, reconocer sus necesidades y recuperar la fuerte relación ancestral con la tierra y su territorio”, afirmó María Mercedes Maldonado Copello, secretaria del Hábitat.

Esta comunidad indígena, que se dedicaba a la venta de artesanías en Bogotá, pertenece a los pueblos Chamí y Katío, más específicamente de los resguardos Tahamí en el municipio de Bagadó (Chocó) y el resguardo unificado Embera Chamí y Gito-Docabú en Pueblo Rico y Mistrato (Risaralda).
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X